sábado, 4 de diciembre de 2021

Las primeras socias de Newell’s Old Boys

Fragmento del acta número 343 del 12 de julio de 1917.
 

Corría el año 1917 cuando un grupo de mujeres solicitaron ser admitidas como socias en el Club Atlético Newell’s Old Boys. Por tal motivo en una asamblea realizada la noche del jueves 12 de julio se resolvió aceptarlas. La reunión, que comenzó a las 21.10 y finalizó a las 22.15, se efectuó en el Colegio e Internado Mercantil Inglés (nombre que adquirió el Colegio Comercial Anglo Argentino a partir de 1910), ubicado en la calle Entre Ríos 139. Cabe señalar que allí se llevaban a cabo las asambleas de la entidad rojinegra por aquellos años. Era el colegio que habían fundado Isaac Newell y Anna Margarita Jochimsen, ya fallecidos para ese entonces.

Según se puede leer en el acta número 343 se incorporaron como las primeras socias de Newell’s, Ana Ferrando de Semino, Angelina Arias de Brebbia, Natividad Adalid, María Cantero, María Ester Ongay, Marta Cantero, Delia Ongay, Carmen Ordoñez, Luisa Arichuluaga, Julia Arichuluaga, Pepita (así figura en el acta, llamada Josefa Bonifacia) Arichuluaga y Florentina Ordoñez.

Asimismo, se estableció que abonen una cuota de un peso moneda legal y se limitó a cuarenta el número de socias. Cupo que se cubrió rápidamente, ya que  luego se sumaron en asambleas posteriores durante 1917 veintiocho nuevas socias, entre ellas Margarita Semino, Elena Maderna, Sara Maderna, Celina Ferrando, Marcelina Ferrando de Serrot, Margarita Serrot, Noemí Caffarena, Luisa Delgado, María Luisa Tamburini, Victoria Licciardi, Emilia Licciardi, Rafaela Licciardi, María Martínez, Elena Thedy, Nora Travella, Delia Araiz, Elena Colombo Berra y Juanita Andrade. 

 Las primeras doce mujeres asociadas a Newell’s el 12 de julio de 1917

Ana Josefa Ferrando (*) que en ese entonces tenía 32 años, puesto que había nacido en Rosario el 24 de diciembre de 1885, era esposa de Humberto Semino, socio fundador y presidente del club rojinegro en ese entonces. También su hermano Pablo Alfredo Ferrando estuvo ligado a Ñuls, siendo uno de los socios que firmaron el acta número 1. 

Ana Ferrando
  

En tanto que Mercedes María Angelina Arias, que al momento de asociarse a Newell’s contaba con 26 años (nacida en Paraná, Ente Ríos el 3 de marzo de 1891), se había casado con Domingo Brebbia, que era miembro de la comisión directiva, ya que ocupaba el cargo de secretario (posteriormente fue presidente entre los años 1925 y 1927). 

Angelina Arias


Por su parte, Natividad Eusebia Adalid cuando se asoció tenía 28 años, ya que había nacido el 14 de agosto de 1888 en Rosario.

De las hermanas Arichuluaga (rosarinas de ascendencia vasca), Josefa Bonifacia alias Pepita con 22 años era la mayor (nacida el 14 de mayo de 1895), después seguía Luisa Margarita, con 18 años (llegó al mundo el 22 de febrero de 1899), mientras que Julia era la más chica, ya que en 1917 tenía 15 años de edad (nació el 1º de julio de 1902).

María Ester Ongay era adolescente cuando se asoció a Newell’s Old Boys, puesto que contaba con 15 años, tras haber nacido el 7 de marzo de 1902. Con respecto a Delia Ongay, aquí se complica un poco el panorama, debido a que María Ester tuvo dos hermanas llamadas de esa manera. La mayor Delia Gregoria, nacida en 1892 (con 25 años en 1917) y la menor Delia Narcisa, de 13 años a la fecha del 12 de julio de 1917, ya que nació en diciembre de 1903. En el acta no está especificado cuál de las dos pudo haber sido la que se asoció, ya que solamente figura el nombre de Delia Ongay. Por otro lado, es preciso señalar que sus hermanos Julio Domingo (de 1911 a 1916), Máximo Anacleto (entre 1913 y 1917) y Néstor (de 1914 a 1916) fueron jugadores del cuadro rojinegro.

Por el momento no encontré datos de Marta y María Cantero, como así también de Carmen y Florentina Ordoñez.

De todas maneras fueron parte de las primeras socias de Newell’s Old Boys, que quedan visibilizadas para la historia.

 (*) En realidad se llamaba Josefa Ana Ferrando, pero luego figura siempre Ana como su primer nombre.

jueves, 17 de diciembre de 2020

Tiro Federal campeón de la Copa Damas de Caridad 1911

Los seis jugadores de Tiro Federal que conquistaron la Copa Damas de Caridad de 1911. 

La Copa Damas de Caridad fue un torneo organizado por la Liga Rosarina de Football, cuyas recaudaciones se destinaban con fines benéficos. El trofeo fue donado por la Sociedad de Damas de Caridad. 

El domingo 26 de noviembre de 1911 se efectuó en una sola jornada la Copa Damas de Caridad correspondiente a ese año. Participaron los siete equipos que formaban parte de la Copa Vila de la Primera División de la Liga Rosarina de Football. La particularidad fue que debido a lo avanzada que estaba la temporada, se decidió que los cuadros se compusieran por seis jugadores cada uno. Además, la duración de los partidos fue de quince minutos y se jugó en un espacio más reducido. De la siguiente manera pudieron completar todo el torneo en un solo día. Asimismo, todos los encuentros se jugaron en la cancha de Argentino (hoy Gimnasia y Esgrima de Rosario). 

En el primer partido de la primera ronda, Newell’s Old Boys venció a Atlético del Rosario por 3 a 0. A continuación Rosario Central se impuso por 1 a 0 sobre Provincial con gol de Harry Hayes. En tanto que en el último cotejo de la primera fase, Argentino le ganó a Aprendices Rosarinos por 2 a 1 y al igual que los otros conjuntos vencedores se clasificó. Por su parte, Tiro Federal avanzó de fase directamente. 

Posteriormente se llevaron a cabo las semifinales. En primer turno se midieron Newell’s y Rosario Central. Luego de trascurridos los quinces minutos establecidos previamente no se sacaron ventajas. El elenco rojinegro estuvo más cerca de abrir el marcador, pero Augusto Winn e Ignacio Rota, arquero y zaguero respectivamente del cuadro auriazul evitaron la caída de su valla. Al no definirse la serie, ambos equipos se fueron al descanso y dejaron paso para que se dispute el otro compromiso. Allí Tiro Federal no tuvo inconvenientes para vencer a Argentino por 3 a 1 y pasó a la final. 

Después volvieron al campo de juego leprosos y canallas para definir quién sería el otro finalista. 

A los seis minutos José Viale desbordó por el andarivel izquierdo y le cedió la pelota a Manuel Gonzalez (*), que convirtió el único tanto del cotejo. De esta manera Newell’s se impuso por 1 a 0 y avanzó al encuentro decisivo. 

La final la disputaron Tiro Federal y Newell’s Old Boys. En un encuentro de trámite parejo los quince minutos pasaron sin abrirse el marcador. Por tal motivo fue necesario jugar nuevamente. Tiro Federal tenía una cierta ventaja, ya que el conjunto rojinegro venía acumulando más minutos de juego, por lo tanto sus futbolistas ya mostraban algo de cansancio. En el desempate el equipo tirolense se adelantó en el tanteador, mediante un penal ejecutado por Guillermo Dannaher. Pero minutos después Manuel Gonzalez empató el encuentro. Por tal razón tuvieron que jugar un nuevo desempate para definir el título. 

Ante esta situación los jugadores rojinegros se quejaron que llevaban disputados 75 minutos y se consideraban en desventaja física con respecto a su oponente, que además había jugado un partido menos (ya que pasó directamente la primera ronda sin jugar). Claudio Newell, por entonces presidente de la Liga Rosarina de Football propuso acortar el tiempo del nuevo desempate. En definitivas se jugaron diez minutos más, en los cuales Tiro Federal marcó faltando medio minuto el gol del triunfo, por intermedio de Conrado Grieshaber. Con el 2 a 1 consumado, los tirolenses se consagraron campeones. 

Los equipos estuvieron formados de la siguiente manera: 

Tiro Federal: Araujo, Bovazzi, Camilo Barbieri, Conrado Grieshaber, Guillermo Dannaher y S. Guidi. 

Newell’s Old Boys: Stanley Mac Master, Julio Ongay, Antonio Torelli, Caraciolo Gonzalez, Manuel Gonzalez y José Viale. 

Rosario Central: Augusto Winn, Ignacio Romeo Rota, Pablo Molina, Gregorio Uris, Harry Hayes y Arturo Woods. 

Argentino (hoy G.E.R.): Belisario Osuna, E. Zanni, Juan Verolín, J. Machado, D. Ortiz y Cretton. 

Provincial: A. Rossini, F. Varni, F. Díaz, T. Humboldt, A. O. González y J. Arias. 

Aprendices Rosarinos: V. Pisso, F. Hotopf, C. Garassino, Juan Fuggini, H. Garassino y G. Hotopf. 

Atlético del Rosario: Ross, R. H. Roberts, A. Rigby, P. Watson, C. Browning y Horacio Manley. 

Referencia: 

(*): El apellido de los hermanos Manuel, Caraciolo y Faustino era Gonzalez sin tilde. Así figura en los documentos oficiales.

jueves, 23 de abril de 2020

Copa Pinasco 1906

Formación de Newell's de 1906, año en el que se adjudicó la Copa Pinasco.
Allí se encuentra Claudio Newell (de izquierda a derecha, el tercero de pie). Asimismo, en el medio con la pelota se ubica Faustino Gonzalez.


En 1906 se llevó a cabo el segundo campeonato organizado por la Liga Rosarina de Football. 

Con respecto al año anterior se sumaron a la competencia Tiro Federal y Libertad. Mientras que Ferrocarril Córdoba y Rosario no jugó el torneo.
En total siete clubes intervinieron en la Copa Pinasco de 1906, de los cuales Newell’s Old Boys, Rosario Central, Provincial y Argentino (hoy G. E. R.) tenían más de un cuadro. Los rojinegros contaron con tres conjuntos, es decir el A, B y C. En tanto canallas, rojos y mens sanas fueron representados por dos elencos.

Por lo tanto fueron doce los equipos participantes del certamen. Los mismos se dividieron en dos zonas de seis equipos cada una.  Newell’s Old Boys, Rosario Central, Provincial B, Argentino B, Newell’s B y C formaron parte de la Sección A. En tanto Argentino, Tiro Federal, Provincial, Atlético del Rosario, Libertad y Rosario Central B constituyeron la Sección B. El reglamento indicaba que los dos primeros de cada grupo definirían el título.

El campeonato empezó el domingo 20 de mayo. Ese día Provincial B vapuleó a Newell’s C por 8 a 0.

El 25 de mayo, día de la patria se enfrentaron  Rosario Central y Newell’s Old Boys en Plaza Central. El encuentro finalizó 1 a 1. Daniel Green señaló para el equipo auriazul (que en ese entonces era azul con vivos amarillos), mientras que Manuel Lito Gonzalez anotó el gol leproso.

Poco días después, Newell’s doblegó a Provincial B por 8 a 0, en su cancha de bulevar Avellaneda y Humberto Primo. La formación que obtuvo la abultada victoria fue la siguiente: Stanley Mac Master; Lionel Walter Nelo  Newell  y Claudio Newell; Deolindo Barcelone, J. Martín y Armando Ginocchio; Tomás Mooney, Manuel Gonzalez, Faustino Gonzalez, José Viale y A. Lércari.

Posteriormente el lunes 16 de julio el conjunto rojinegro venció con comodidad al representativo C de su mismo club. Lamentablemente se desconoce el resultado exacto del cotejo, puesto que no fue publicado en ningún periódico y solamente Cipriano Roldán en Anales del Fútbol Rosarino mencionó que Ñuls A se impuso fácilmente. Dicho partido se disputó un día después de la visita del combinado sudafricano (mencionado en los diarios de le época en inglés como Sud Africa), que derrotó con holgura a un selectivo rosarino. 

La tarde del 5 de agosto se produjo una de las máximas goleadas registradas. Ese día Newell’s venció 25 a 0 a Provincial B, en la cancha que el equipo de casaca roja tenía en Pueyrredón y Urquiza. Agotados y desmoralizados por la enorme diferencia en el marcador los futbolistas del cuadro anfitrión decidieron dejar el campo de juego antes que finalice el tiempo reglamentario. Asimismo, cabe destacar que el señor Crowley, que ofició de árbitro del encuentro, informó al jugador T. Clohessey y al lineman (2) T. Swinbourne, ambos integrantes de Provincial B, por conducta inapropiada durante el cotejo. Luego Ricardo Olavarría Le Bas, presidente de la liga pidió una sanción para los dos, moción que fue apoyada por Miguel Green. Por lo tanto según los artículos 18 y 33 (inciso A) fueron inhabilitados por el resto del campeonato. Esa fue la primera suspensión que aplicó la Liga Rosarina de Football.

A la semana siguiente volvieron a medirse leprosos y canallas. Esta vez el escenario de la contienda fue la cancha que Newell’s tenía en bulevar Avellaneda y Humberto Primo. Allí el elenco local ganó ampliamente con un contundente marcador de 6 a 0. Manuel Gonzalez (1) se hizo presente en el tanteador en tres ocasiones, mientras que José Viale, Faustino Gonzalez y Tomás Mooney completaron la goleada con una conquista cada uno.

Tras el categórico triunfo el equipo rojinegro se perfiló como el máximo candidato a quedarse con la Sección A. Luego al vencer a los representativos B y C de su mismo club y a Argentino B, se aseguró  el primer lugar. Sumó diecinueve puntos, tras ganar nueve partidos y empatar uno. Por su parte Rosario Central se ubicó en el segundo lugar de la tabla con diecisiete unidades en su haber. Se impuso en ocho cotejos, empató y perdió uno.

En tanto Argentino se adjudicó la Sección B, con una ventaja de cinco puntos sobre sus escoltas Tiro Federal y Provincial.

En definitivas Newell’s Old Boys y Argentino (hoy Gimnasia y Esgrima de Rosario) obtuvieron el primer puesto en sus respectivas secciones, por lo tanto se clasificaron finalistas del campeonato. Según un acuerdo previo entre los capitanes de los clubes en cuestión se dispuso que se llevaran a cabo dos cotejos para definir el título. Ambos encuentros se efectuaron en la cancha que Argentino tenía en el Parque de la Independencia, donde previamente estaba ubicado el Veloz Club Rosario.

El 30 de septiembre se efectuó el primer partido, en el cual el cuadro rojinegro se impuso con un contundente 5 a 0. Faustino Gonzalez -2-, José Pinoto Viale -2-, Armando Ginocchio y A. Lércari señalaron los tantos. La revancha se disputó el 7 de octubre y nuevamente Newell’s ganó por un amplio margen, esta vez por 5 a 1. Con ese resultado Ñuls se proclamó campeón de la Copa Pinasco por segundo año consecutivo.  

Segundo equipo de Newell's Old Boys en 1906. En el medio con el balón Caraciolo Gonzalez  y a su derecha Hugo Mallet. Ambos luego se desempeñaron en el primer cuadro rojinegro. 


Síntesis de los clásicos 
Jugado el viernes 25 de mayo de 1906.
Rosario Central 1: Santiago Anderson; Zenón Díaz y H. Grant; G. Thompsett, A. Postel y A. Ellison; Percy Jones, Miguel Green, Daniel Green, H. Worthey y E. Paling.
Newell’s Old Boys 1: Stanley Mac Master; Lionel Nelo Newell y Claudio Newell; Deolindo Barcelone, J. Martin, Armando Ginocchio, Tomás Mooney, Manuel Gonzalez, Faustino Gonzalez, José Viale y Lércari.
Goles: Daniel Green (RC) y Manuel Gonzalez (NOB).
Cancha: Plaza Central.

Segundo clásico de 1906
Newell’s Old Boys 6: S. Mac Master; Nelo Newell y Claudio Newell; D. Barcelone, J. Martin y A. Ginocchio; T. Mooney, M. Gonzalez, F. Gonzalez, José Viale y Lércari.
Rosario Central 0: S. Anderson; Zenón Díaz y H. Grant; Thompsett, A. Postel y A. Ellison; Percy Jones, D. Green, Whorthey y E. Paling.
Goles: Manuel Gonzalez -3-, José Viale, Faustino Gonzalez y Tomás Mooney.
Cancha: Newell’s, situada cerca de los stand del Tiro Federal Argentino, en Bv. Avellaneda y Humberto Primo. 

Posiciones

Sección A
Newell’s Old Boys 19
Rosario Central 17
Provincial B 9
Newell’s Old Boys B 7
Argentino B (hoy G.E.R.)
Newell’s Old Boys C 1

Sección B
Argentino (hoy G.E.R.) 18
Tiro Federal 13
Provincial 13
Atlético del Rosario 12
Rosario Central B 6
Libertad 2

Finales
30/09/1906: Newell’s 5 – Argentino 0
07/10/1906: Newell’s 5 – Argentino 1

Primer partido
Jugado el domingo 30 de septiembre de 1906.  
Newell’s Old Boys 5: Stanley Mac Master; Deolindo Barcelone y Claudio Newell; R. J. Hoddinott, Tomás Mooney y F. Martin; José Viale, A. Lércari, Faustino Gonzalez, Armando Ginocchio y Manuel Gonzalez.
Argentino 0: F. Díaz; Juan Caraccia y Roberto González; Federico Warner, Tomás José Rowley y Jorge Díaz; Baxter, José Rivera, Emilio Oscar Sparn, Alberto Gibbons y A. Langfield.
Goles: F. González (2), J. Viale (2), 25’ A. Ginocchio y A. Lércari (NOB).
Árbitro: Ricardo Olavarría Le Bas.
Cancha: Argentino (actual Gimnasia y Esgrima).

Segundo encuentro
Disputado el domingo 7 de octubre de 1906. 
Newell’s Old Boys 5: S. Mac Master; D. Barcelone y Nelo Newell; Agapito Balbiani, T. Mooney y R. Hoddinott; J. Viale, A. Lércari, F. Gonzalez, A. Ginocchio y M. González.
Argentino 1: Juan Hudson; J. Caraccia y R. González; F. Warner, T. Rowley y Pedro Haernett, J. Rivera, E. Sparn, A. Gibbons, A. Langfield y Camilo Zanni.
Goles: El único tanto del que existe referencia es el que marcó C. Zanni para Argentino.
Cancha: Argentino (actual Gimnasia y Esgrima).

Notas:
(1) En los documentos oficiales figura sin tilde el apellido de los hermanos Manuel, Faustino y Caraciolo Gonzalez.  
(2) En esa época los equipos tenían sus propios jueces de línea, en inglés lineman.

sábado, 28 de septiembre de 2019

Hace cien años el combinado de la Liga Rosarina venció a Uruguay por 4 a 1

Combinado de la Liga Rosarina de Football que venció a Uruguay el 28 de septiembre de 1919.

El domingo 28 de septiembre de 1919 el combinado de la Liga Rosarina de Football realizó una magnífica proeza al vencer por 4 a 1 a la selección de Uruguay por la Copa Asociación (*). El partido se efectuó en la cancha de Gimnasia y Esgrima de Rosario, que contó esa tarde con un gran número de hinchas. La expectativa era muy grande debido a la trascendencia del encuentro. El elenco rosarino venía entonado, ya que en sus últimas tres presentaciones en septiembre había logrado resonantes triunfos. El domingo 7 le ganó al selectivo de la Liga Cordobesa de Football por 1 a 0 en condición de visitante. Luego una semana después derrotó 2 a 0 por la Copa Mariano Reyna al combinado de la Asociación Argentina de Football, integrado por jugadores de conjuntos de Capital Federal y el viernes 19, goleó a su similar santafesino por 5 a 1. 

Escena del partido en el cual los rosarinos se impusieron por 4 a 1 frente a Uruguay. 




La tribuna oficial del estadio de Gimnasia y Esgrima de Rosario el 28 de septiembre de 1919.
Por su parte el conjunto oriental que venía de obtener el segundo puesto en el Campeonato Sudamericano disputado meses antes en Río de Janeiro (perdió el partido desempate por el título ante Brasil por 1 a 0) llegó con jugadores de renombre. Tan es así que esa tarde presentó un quinteto ofensivo de temer, entre los que se destacaban Pascual Somma, Ángel Romano e Isabelino Gradín.  Asimismo, previamente de su actuación en Rosario, el combinado charrúa logró hilvanar tres triunfos consecutivos ante Argentina, imponiéndose en el clásico rioplatense por la Copa Premio de Honor Uruguayo, la Copa Lipton y la Copa Newton. 


El público esperaba ansioso una nueva victoria del cuadro local, pero enfrente tenían un rival de jerarquía internacional. Los rosarinos lucieron su casaca roja y negra a rayas verticales, en tanto que su par uruguayo, salió a la cancha con la tradicional camiseta celeste.


La selección de Uruguay que se presentó en Rosario en 1919.

La primera alegría para los dueños de casa se produjo apenas trascurridos los dos minutos de juego. Julio Libonatti, tras una fenomenal corrida marcó el tanto de la apertura, mediante un disparo rasante, que dejó sin chances a Clavijo, guardameta oriental. Una explosión de algarabía se adueñó de las gradas, luego de la conquista. Cinco minutos después, Atilio Badalini con un fuerte remate señaló el segundo tanto rosarino. Esa acción empujó a los aficionados a invadir el terreno de juego, para felicitar a los futbolistas. Restablecido el orden, prosiguió el período inicial, que concluyó con la ventaja de dos goles a favor para el elenco de Rosario.

En el complemento, Uruguay reaccionó y fue en búsqueda del descuento, que consiguió rápidamente a los 8’ por intermedio de Fraga. La tensión se apoderó del ambiente, en un cotejo sumamente vibrante. Cuando el reloj marcó los 20 minutos, Humberto Libonatti sacó un remate por elevación, que se coló en la red charrúa. Instantes después, Gabino Sosa decretó el cuarto gol para el combinado de la Liga Rosarina de Football, que finalmente se impuso por 4 a 1.  
Con la victoria consumada, los hinchas rosarinos entraron al campo de juego a celebrar con sus jugadores.

Síntesis del partido
Jugado el 28 de septiembre de 1919.
Liga Rosarina de Football 4: Eduardo Araya (Gimnasia y Esgrima); Isidoro Bourguignon (Newell’s) y Adolfo Celli (Newell’s); Pablo Molina (R. Central), Ernesto Celli (Newell’s) y Manuel Fernández (Central Córdoba); Julio Libonatti (Newell’s), Humberto Libonatti (Gimnasia y Esgrima), Atilio Badalini (Newell’s), Gabino Sosa (Central Córdoba) y Juan Francia (Newell’s).
Uruguay 1: Clavijo; Antonio Urdinarán y Alfredo Foglino; Marroche, Desiderio Seijas y Pascual Ruotta; Pascual Somma, Ángel Romano, Fraga, Isabelino Gradín y Pérez.
Goles: P.T. 2’ J. Libonatti (LRF) y 7’ A. Badalini (LRF). S.T. 53’ M. Fraga (U), 65’ H. Libonatti (LRF) y Gabino Sosa (LRF).
Árbitro: Teodoro Biener.
Cancha: Gimnasia y Esgrima de Rosario.

(*) La Copa Asociación Argentina de Football se disputó entre los seleccionados de la Liga Rosarina y Uruguay desde 1912 hasta 1929. Y posteriormente el combinado de la Asociación Rosarina de Fútbol la jugó frente al mismo oponente de 1934 a 1947. Se registraron once victorias uruguayas y ocho rosarinas.

Fuentes consultadas: Anales del Fútbol Rosarino, Cipriano Roldán, diario La Tribuna, 1958.
Revista Fray Mocho. Nº 389, 7 de octubre de 1919.

sábado, 14 de septiembre de 2019

Los clásicos rosarinos de hace cien años

Blas Saruppo conectó de cabeza el balón, que luego le llegó a Atilio Badalini, quien señaló el primer tanto leproso la tarde del 4 de mayo de 1919.
En 1919 Newell’s Old Boys y Rosario Central se enfrentaron oficialmente en dos ocasiones, ambas por la Copa Vila, torneo de la máxima categoría de la Liga Rosarina de Football.
El domingo 4 de mayo empataron 2 a 2 en el Parque de la Independencia. Atilio Badalini y Julio Libonatti señalaron para el conjunto rojinegro, mientras que los hermanos Harry y Ennis Hayes marcaron los goles auriazules.

Newell's Old Boys, la tarde que se midió frente a R. Central, el 4 de mayo de 1919. Parados de izquierda a derecha: Enrique Nieto, Juan Martín, Alfonso Grenón, Julio Libonatti, Isidoro Bourguignon, Ernesto Celli, Atilio Badalini, Adolfo Celli, Blas Saruppo, Juan Francia y Filedolfo Salcedo. 
La lepra alistó a Enrique Nieto; Isidoro Bourguignon y Adolfo Celli; Juan Martín, Filedolfo Salcedo y Alfonso Grenón; Julio Libonatti, Ernesto Celli, Atilio Badalini, Blas Saruppo y Juan Francia. Mientras que el elenco de barrio Talleres (luego fue de Arroyito en 1926 cuando inauguró su field allí) salió al terreno de juego con Octavio Díaz; Zenón Díaz y Florencio Sarasíbar; Rodolfo Mulhall, Francisco Furlong y Jacinto Perazzo; Ernesto Guaraglia, Antonio Blanco, Harry Hayes, Ennis Hayes y Antonio Miguel. 

Formación de Rosario Central que efrentó a Newell's el 4 de mayo de 1919. De pie: Zenón Díaz, Rodolfo Mulhall, Francisco Furlong, Octavio Díaz, Jacinto Perazzo y Florencio Sarasíbar. Agachados: Ernesto Guaraglia, Antonio Blanco, Harry Hayes, Ennis Hayes y Antonio Miguel. 

Esa tarde el árbitro Alfonso Poudes sancionó tres penales. Dos a favor del elenco visitante y uno para los locales. Lo curioso fue que ninguno de los tres remates fue cambiado por gol, ya que Enrique Nieto, guardameta leproso le atajó el disparo a Harry Hayes, Octavio Díaz hizo lo propio con el lanzamiento de Atilio Badalini y Antonio Blanco, delantero canalla lanzó afuera la pelota en su ejecución. 


Otro dato de color para destacar en ese partido fue que el experimentado back de Central, Zenón Díaz, que jugó su último clásico, cambió su puesto en pleno partido con su sobrino Octavio Díaz y atajó durante unos minutos. Vale recordar que en sus inicios se había desempeñado precisamente en ese puesto.

Ennis Hayes puso cifras definitvas de 2 a 2 al encuentro disputado en mayo de 1919. 

Posteriormente en la segunda rueda volvieron a verse las caras los tradicionales adversarios del fútbol rosarino. Esta vez el escenario del duelo fue la cancha que tenía R. Central en inmediaciones de la parada Castellanos. El domingo 31 de agosto nuevamente no se sacaron ventajas e igualaron 1 a 1.


Ese día Rosario Central alineó a Octavio Díaz; Patricio Clarke y Florencio Sarasíbar; Rodolfo Mulhall, Francisco Furlong y Jacinto Perazzo; Ernesto Guaraglia, Antonio Blanco, Harry Hayes, Ennis Hayes y Antonio Miguel. En tanto Newell’s formó con Enrique Nieto; Isidoro Bourgignon y Adolfo Celli; Domingo Montaña, Filedolfo Salcedo y Alfonso Grenón; Julio Libonatti, Ernesto Celli, Atilio Badalini, Blas Saruppo y Juan Francia. 

En dicho certamen ambos conjuntos igualaron en el primer lugar de la tabla de posiciones con 33 unidades. Por tal motivo fue necesaria la disputa de un encuentro de desempate para definir al campeón. 

El domingo 11 de enero de 1920 en la cancha de Gimnasia y Esgrima de Rosario cuando empataban 2 a 2, el encuentro fue suspendido a siete minutos del final por el árbitro Mc. Carthy debido a los incidentes ocasionados por el público que invadió la cancha. La tarde ya había empezado complicada, ya que antes de dar inicio el pleito, se derrumbó el techo de la casilla donde se vestían los jugadores. El mismo estaba repleto de hinchas, que desde allí pretendían seguir las alternativas del juego. Tras lo sucedido los futbolistas salieron corriendo para salvaguardarse. Los protagonistas del partido resultaron ilesos y se registraron varios heridos entre los aficionados, pero a pesar de ello el cotejo comenzó como si nada hubiera pasado.

Posteriormente el 25 de enero del año 20, se reanudó el compromiso en la misma cancha. Jacinto Perazzo anotó el tanto que le dio la victoria al cuadro auriazul por 3 a 2, que le valió el título de la Copa Vila correspondiente a 1919. Además de completarse los siete minutos restantes, fue necesaria la disputa de dos alargues de 30 minutos (los dos divididos en tiempos de quince minutos) cada uno.

Fotos: Revista Atlántida, Nº 63, 15 de mayo de 1919. 

martes, 18 de junio de 2019

Miguel Faivre, único representante rosarino en el Campeonato Sudamericano de 1919


Miguel Faivre con la camiseta de Gimnasia y Esgrima de Rosario en 1919.
Hace cien años, entre el 11 y 29 de mayo de 1919, se llevó a cabo el tercer Campeonato Sudamericano de Selecciones (posteriormente llamado Copa América) que se efectuó en Brasil.

En un principio la Asociación Argentina de Football citó a tres jugadores que militaban en elencos de Rosario. De la siguiente manera  Atilio Badalini (Newell’s), Antonio Blanco (R. Central) y Miguel Faivre (Gimnasia y Esgrima de Rosario) viajaron a Buenos Aires para una prueba de futbolistas. Finalmente el wing derecho Faivre fue el único rosarino elegido para integrar el elenco argentino que partió rumbo a Río de Janeiro.

El plantel de la selección Argentina estuvo integrado por Carlos Isola (arquero) (River Plate),  Barcos (Estudiantes de La Plata), Enrique Brichetto (Boca Juniors), Pedro Bleo Fournol (Boca Juniors), Roberto Castagnola (Racing Club), Juan Cilley (San Isidro), Edwin Clarcke (Porteño), Antonio Cortella (Boca Juniors), Miguel Faivre (Gimnasia y Esgrima de Rosario),  Roberto Felices (Gimnasia y Esgrima La Plata), Carlos Izaguirre (Porteño), Alfredo Martín (Boca Juniors), Pedro Martínez (Huracán), Ernesto Matozzi (Estudiantil Porteño), Juan Nelusco Perinetti (Racing Club), Armando Reyes (Racing Club), Nicolás Rofrano (River Plate), Emilio Sande (Porteño), Ernesto Scoffano (Eureka) y Eduardo Uslenghi (Porteño).

El torneo se efectuó íntegramente en el Estadio das Laranjeiras de Río de Janeiro, perteneciente a Fluminense. Allí se jugaron los siete partidos que tuvo el campeonato. Asimismo, del certamen formaron parte cuatro selecciones. Brasil, Argentina, Uruguay y Chile.

El 11 de mayo Brasil goleó a Chile 6 a 0 en el primer encuentro del campeonato. Dos días después debutó el equipo albiceleste con una derrota frente a Uruguay por 3 a 2. Carlos Izaguirre y Manuel Varela en contra de su valla señalaron los goles argentinos, mientras que Carlos Scarone, Héctor Scarone e Isabelino Gradín anotaron para los uruguayos. El 17 el cuadro charrúa venció al conjunto trasandino por 2 a 0 y el 18 los anfitriones le dieron un nuevo cachetazo al elenco nacional, venciéndolo por 3 a 1 (Héitor Domingues, Amílcar y Milton convirtieron para el local. En tanto Izaguirre marcó para la albiceleste). En el cotejo que Uruguay venció a Chile, el arquero del equipo celeste, Roberto Chery sufrió una estrangulación de hernia, debido a un gran esfuerzo que realizó para evitar un gol del conjunto contrario. Como en esa época no había cambios, terminó jugando todo el cotejo, lo que agravó su situación. Posteriormente falleció el 30 de mayo, un día después de la finalización del campeonato.

Ya sin chances, el jueves 22 Argentina le ganó 4 a 1 a Chile con goles de Clarcke -3- e Izaguirre y culminó su participación en el torneo.
El lunes 26 Brasil y Uruguay empataron 2 a 2, quedando igualados en la primera colocación, por lo que debieron disputar un partido desempate para definir el título. El encuentro final se jugó el jueves 29 y tras empatar sin goles en los 90 minutos, Brasil logró el triunfo  con un gol señalado por Arthur Friedenreich a los 122’ (*).

Finalmente Faivre no jugó ningún partido en el combinado nacional que terminó en la tercera posición. De todas maneras vale recordar que hace 100 años fue el único representante del fútbol de la ciudad de Rosario en el máximo certamen sudamericano de selecciones, que al igual que la presente edición se disputó en tierras brasileñas.

 (*): El reglamento indicaba que si al término de los 90 minutos, seguían empatados se jugaría una prórroga de dos tiempos de 30 minutos cada una. 

Fuentes consultadas: Revista Mensual Órgano del Club Gimnasia y Esgrima de Rosario, año 1, mayo de 1919.
Anales del Fútbol Rosarino, nota 175 (Cipriano Roldán, Diario La Tribuna, 1958).
Web: Southamerican Championship 1919: http://www.rsssf.com/tables/19safull.html