viernes, 15 de abril de 2011

¿A que se debe este mal momento del fútbol rosarino?

Hoy no publiqué ningún artículo relacionado a la historia del fútbol rosarino, debido a que la alarmante situación de los clubes de mi ciudad en los distintos campeonatos donde intervienen me llevó a realizar un breve intervalo, para prestarle atención a esta actualidad preocupante.
Después de mirar el partido que Newell’s cayó sin atenuantes ante Quilmes, me veo en la obligación de preguntarme que está pasando con los equipos rosarinos. A que se debe este momento crítico del fútbol en la ciudad, donde los cinco conjuntos que la representan en A.F.A. están sumidos en un presente desalentador, obviamente unos peores que otros, pero todos con un nivel futbolístico preocupantemente bajo.

Comencemos por el elenco leproso, el único que está en primera (no es un dato menor), pero con un rendimiento asombrosamente malo, que lo ha llevado a ocupar el último lugar en la tabla. Tiene la valla más goleada del torneo (recordemos que no hace tanto tiempo era las menos vencida. ¿Qué cambió desde entonces?), los errores en defensa se suceden encuentro tras encuentro, más allá de los nombres que la compongan. Físicamente los futbolistas no se ven bien. Salvo el arquero Sebastián Peratta (figura, a pesar de la inapelable derrota ante Vélez, por la novena fecha) el resto de los jugadores están sumergidos en un nivel desesperadamente bajo. Otro punto grave es la falta de volumen de juego que tiene Ñuls, que por momentos es abúlico y carente de ideas para lastimar al rival. Está a tiempo todavía de mejorar y enderezar su rumbo, porque aún goza de un buen promedio, pero para no empezar a tener inconvenientes se tendrá que trabajar duro desde la dirigencia, pasando por el cuerpo técnico y los jugadores para cambiar este magro presente. Será deber del nuevo entrenador rojinegro darle una identidad al equipo, corregir errores y salir adelante para darle una satisfacción a su hinchada.
En tanto Rosario Central, muy lejos de los puestos de vanguardia en el certamen de la Primera B Nacional, está cumpliendo sin dudas la peor campaña de su historia. Hasta aquí ha sumado más derrotas, que victorias (doce caídas contra diez alegrías) y su rendimiento es paupérrimo. Da la sensación que algún triunfo lo acerca a los equipos que pelean por un puesto en la promoción por el ascenso, pero la realidad es que hasta que no mejore su nivel, desde lo futbolístico está muy lejos de poder alcanzar a sus rivales. En las anteriores tres ocasiones en que el conjunto canalla estuvo en la segunda categoría del fútbol argentino, ganó el campeonato con holgura, en contraposición a ello, hoy en día se encuentra a 21 unidades del puntero Atlético Rafaela (que tiene un partido más) y sus chances de ascender en forma directa son muy escasas. El fin de semana pasado ante Deportivo Merlo se vio a un equipo nervioso (el descalificador codazo de Peppino reflejó tal cosa), sin rumbo, que además no supo aprovechar las ventajas que le ofreció su débil oponente, puesto que desperdició increíbles chances para emparejar el marcador. Párrafo aparte para la actuación defensiva de Central, que no brinda seguridad alguna. Es una situación muy complicada, pero tendrán Omar Palma y la Comisión directiva que salir a flote, porque su gente lo demanda.
Por el lado de Tiro Federal el panorama es poco alentador, ya que por el momento está descendiendo al Torneo Argentino A. Mientras que charrúas y salaítos militan en las lejanas divisionales C y D, respectivamente, muy distantes de donde supieron estar años anteriores.
Mi deseo es que prontamente podamos ver a los equipos rosarinos con un presente acorde a su rica historia, puesto que es una ciudad donde el fútbol se respira en las calles, tiene la mejor liga del interior del país, como lo es la Asociación Rosarina de Fútbol, donde abundan chicos con cualidades técnicas enormes. Basta con repasar la larga lista de nombres (no menciono a ninguno, porque son tantos y muy conocidos todos, que esta de más nombrarlos) de jugadores surgidos en las inferiores de los clubes de Rosario para darse cuenta del potencial que tienen sus equipos.
Dicho esto, ya estoy preparando más apasionantes artículos de la Historia del Fútbol Rosarino, para compartir con todos los navegantes de la web que visitan el blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada