martes, 12 de junio de 2018

Newell’s y Tiro Federal protagonizaron la primera definición por penales de la historia del fútbol


En enero de 1940 la Asociación Rosarina de Fútbol organizó un torneo eliminatorio nocturno denominado Adrián Escobar (en honor al presidente de A.F.A. de ese entonces), del que formaron parte los equipos afiliados a la A.R.F. 
Newell’s y Rosario Central aceptaron disputar dicho certamen con mayoría de titulares, como compensación por su afiliación a la Asociación del Fútbol Argentino. Los partidos tuvieron una duración de una hora, divididos en dos tiempos de 30 minutos. Asimismo, se estipuló que en caso de empate, se jugaría una prórroga de diez minutos. Si al término del tiempo suplementario todavía persistía el empate, se jugaban diez minutos más, pero con la diferencia de que aquél equipo que anotara el gol se adjudicaba el partido (años después la F.I.F.A. también adoptó esa modalidad, llamada en un principio muerte súbita y luego gol de oro, que quedó en desuso en 2004).
Pero que pasaba si aún el encuentro seguía igualado. En ese caso la Asociación Rosarina de Fútbol dispuso que para desempatar el cotejo se ejecutaran una tanda de tres penales por equipo hasta establecedor un ganador.
A diferencia de las actuales definiciones desde los doce pasos, un sólo jugador por cuadro procedía a lanzar los penales en forma consecutiva. 


Crónica del partido que Newell's venció por penales a Tiro Federal. Diario Tribuna del 21 de enero de 1940. 

En la primera ronda del torneo, el sábado 20 de enero de 1940, Newell’s enfrentó a Tiro Federal en su cancha del Parque de la Independencia. Eduardo Gómez puso en ventaja al conjunto rojinegro a los 16’ y posteriormente a los 24’ Pedro Drovandi igualó el marcador para el equipo tirolense. Tras empatar 1 a 1, se jugó el tiempo suplementario, sin que ninguno de los dos elencos marque un tanto. Luego en la segunda prórroga persistió la igualdad. Por lo tanto fueron a los penales. 
La ejecución se llevó a cabo en el arco de la tribuna de la cabecera norte (inaugurada en 1930), que da espaldas al Palomar (que había sido inaugurado en 1937). Eduardo Gómez fue el elegido de Newell’s para efectuar los penales, en tanto que José Lombardi se encargó de los lanzamientos de Tiro Federal. El primero en patear fue Gómez, que convirtió su primer disparo, pegó en un poste el segundo y transformó en gol el tercero. A continuación Lombardi procedió a ejecutar su primer lanzamiento, que fue detenido por el arquero leproso, Aldo Ramaciotti. De todas maneras el delantero del elenco albiceleste se recuperó y convirtió sus dos restantes penales. La serie estaba 2 a 2, por lo tanto se efectuó una nueva tanda. Nuevamente  Eduardo Gómez fue el encargado de lanzar primero e hizo preocupar a los hinchas rojinegros, ya que estrelló su remate en un poste. Luego señaló en sus dos siguientes disparos. Lombardi por su parte convirtió dos penales y desvió uno. Seguía la igualdad, puesto que la serie había quedado 4 a 4. 
En la tercera tanda Gómez convirtió con suspenso su primer remate, ya que la pelota entró en el arco de Caligaris, luego de rebotar en uno de los palos. Su segundo penal lo estrelló una vez más en un poste, esta vez sin contar con la suerte del disparo anterior. Inmediatamente anotó el gol en su tercera ejecución. De la siguiente forma, Newell’s sacaba una ventaja de dos goles y se ponía 6 a 4 arriba en el marcador. Por consecuencia, Lombardi necesitaba anotar por lo menos dos penales para seguir con la serie, mientras que si señalaba los tres Tiro Federal pasaba de ronda. En su primer lanzamiento el balón pegó en el travesaño, teniendo que convertir sí o sí el restante disparo. Finalmente Lombardi malogró su lanzamiento, ya que tiró la pelota afuera, dándole la clasificación a Newell’s, que se impuso mediante la ejecución por penales.

Newell’s la noche que venció en la definición por penales a Tiro Federal el 20 de enero de 1940. Archivo de Fotografía de la Escuela Superior de Museología.

Es preciso remarcar que según el diario rosarino Tribuna, la ejecución de los penales fue lo más atractivo del encuentro. Además, el extinto periódico resaltó lo emotivo que resultaron los lanzamientos.
El diario Tribuna de Rosario destacó lo interesante que resultó la ejecución de los penales.




Posteriormente, cuatro días después, Rosario Central se midió en su cancha ante Provincial, por la primera ronda (cuartos de final) del mismo torneo eliminatorio. Luego de empatar 1 a 1 (goles de Gamalero (*) para el elenco auriazul y Bienvenido Moreno para los rojos del parque) no se sacaron ventajas en el tiempo suplementario (se jugó primero una prórroga de diez minutos y luego se volvieron a disputar diez minutos más, tal como establecía el reglamento). Por tal razón se ejecutaron lanzamientos penales por segunda vez en el certamen organizado por la A.R.F. Una vez más se efectuaron tres remates por equipo. Clemente Verga fue el encargado para Central y Martín García hizo lo propio para Provincial. Luego de cinco tandas se impuso el cuadro canalla.

Rosario Central y Provincial protagonizaron la segunda definición por penales del torneo nocturno organizado por la A.R.F.


En semifinales, no hubo ninguna definición por penales, ya que Central Córdoba venció a Newell’s por 3 a 2 y R. Central eliminó a Argentino, tras ganarle  5 a 0.

La final del torneo eliminatorio la jugaron R. Central y Central Córdoba, que empataron 2 a 2, luego de disputar dos tiempos suplementarios de diez minutos. En dicha ocasión los organizadores del certamen decidieron que se jugara un encuentro de desempate, donde el elenco auriazul se impuso por 3 a 1.

Al otro año, en febrero de 1941 por un torneo amistoso de verano, llamado Torneo Relámpago, la forma de desempatar fue exactamente la misma que la del campeonato eliminatorio de la A.R.F. , con la diferencia que fueron cinco los penales ejecutados, siendo un sólo  jugador por cuadro el encargado de patear en forma consecutiva. En la mencionada ocasión hubo dos partidos que se definieron por la citada vía. Huracán venció a Independiente por 5 a 4 en la cancha de Chacarita Juniors y un combinado rosarino, integrado por jugadores de Newell’s y Rosario Central derrotó por 4  a 3 en los penales a Fluminense de Brasil. Ambos cotejos habían culminados empatados a cero. El combinado de Rosario finalmente ganó el torneo, tras imponerse en la final ante Huracán por 1 a 0. Vale aclarar que los partidos tuvieron una duración de 20 minutos.

Reglamento en caso de empate del torneo eliminatorio de la A.R.F. de 1940. Diario Tribuna.

Sin dudas se puede afirmar que aquella primigenia definición desde los doce pasos (aunque con diferencias de las actuales definiciones, ya que fueron tres penales en lugar de cinco y un sólo jugador por equipo lanzó todos los remates, que no fueron intercalados) entre Newell's y Tiro Federal efectuada el 20 de enero de 1940, es la más antigua definición por penales de que se tenga registro en la historia del fútbol a nivel mundial. Dicha afirmación tiene sustento, debido a que se llevó a cabo tiempo antes que las que se creían que eran las primeras. Es decir 12 años antes de la efectuada en 1952, en la cual Kvarner (hoy HNK Rijeka de Croacia) derrotó a Proleter Osijek (equipo croata) por los dieciseisavos de final de la Copa de Yugoslavia y 22 años antes que la muy difundida ejecución por penales, en la que F.C. Barcelona le ganó a Real Zaragoza por la final del trofeo veraniego Ramón de Carranza de 1962, organizado por Cádiz. Cabe destacar que en esa ocasión la tanda tampoco fue igual que las actuales, puesto que ambos equipos patearon cinco penales, pero un sólo jugador fue el encargado de ejecutar todos los lanzamientos.

Posteriormente en la Copa de Alemania de la temporada 1970/1971, Wolfsburgo se impuso ante Schalke 04 en la tanda de penales por 3 a 1. Ese mismo año, en una de las semifinales de la Copa Watney, en Inglaterra, Manchester United venció a Hull City en los lanzamientos desde los doce pasos.

Asimismo, la final de la Eurocopa de 1976, disputada en Yugoslavia, fue la primera en definirse por penales en un torneo de selecciones. En la mencionada ocasión, Checoslovaquia venció a Alemania Federal por 5 a 3 (luego de empatar 2 a 2), siendo lo más recordado el penal convertido por Antonín Panenka, quien picó la pelota en su último remate, que le dio el título a su selección.

En tanto que en un Mundial, la primera vez que se definió un partido por penales, fue en España 1982. En una de las semifinales Alemania Federal se impuso a Francia 5 a 4, luego de empatar 3 a 3.

(*): Según el diario Tribuna el tanto auriazul lo anotó Valli, mientras que Cipriano Roldán en Anales del Fútbol Rosarino sostuvo que el gol lo marcó Gamalero.


Fuentes consultadas: Diario Tribuna, enero de 1940. Anales del Fútbol Rosarino (Cipriano Roldán, diario La Tribuna, 1959). 

jueves, 12 de abril de 2018

Hazaña del seleccionado rosarino en el estadio Centenario de Montevideo

Eduardo Gómez, autor de tres goles en la tarde de la hazaña rosarina en Montevideo.
El 28 de diciembre el combinado de la Asociación Rosarina de Football (antes de castellanizar su denominación) realizó una magnífica hazaña, tras conseguir una notable victoria por 4 a 2 en el Estadio Centenario de Montevideo ante Uruguay.
El partido correspondió a la Copa Asociación, certamen que disputaron los seleccionados rosarinos y uruguayos desde 1912 hasta 1947 de manera interrumpida.

Aquella tarde del día de los inocentes los once jugadores vestidos con la tradicional casaca roja y blanca a rayas verticales hicieron historia y le anotaron cuatro goles en un tiempo a la selección uruguaya a domicilio. Nicanor Valdemar Kagel abrió la cuenta a los 19’. Posteriormente Eduardo Gómez, de gran actuación, marcó un triplete para señalar el 4 a 0 parcial, que dejó atónitos a los espectadores orientales. En el complemento Matozzo decoró el marcador y anotó dos goles, que pusieron cifras definitivas al partido. En conclusión fue un resonante triunfo de Rosario por 4 a 2. 

Síntesis
Jugado el 28 de diciembre de 1935.
Asociación Uruguaya de Fútbol 2: García; Salazar y Agenor Muñiz; Erebo Zunino, Galvalisi y Luis Denis; Alberto Taboada, Juan Píriz, Héctor Castro, Matozzo y Adelaido Camaití.
Asociación Rosarina de Football 4: Ernesto Funes; Ezequiel Tarrío y Ricardo Onaindia; Alfredo Díaz, Félix Ibarra y Dante Bianchi; José María Freijes, Vicente De La Mata, Eduardo Gómez, Nicanor Kagel y Plinio Giribaldi.
Goles: 19’ Kagel (ARF), 21’, 22’ y 35’ E. Gómez (ARF), 60’ y 72’ Matozzo (AUF).
Cancha: Estadio Centenario de Montevideo.
Árbitro: Aníbal Tejada.
El plantel del seleccionado de la A.R.F. posa en otra visita al Estadio Centenario de Montevideo. En esa ocasión por la Copa Asociación de 1937. 



miércoles, 3 de enero de 2018

Américo Tesoriere atajó en Nacional (hoy Argentino) en 1930

Portada del diario Democracia de Rosario anunciando el arribo de Tesorieri a Nacional.
El reconocido arquero Américo Tesoriere (*1), que supo tener sus páginas de gloria defendiendo la valla de Boca Juniors y la Selección Argentina (fue figura en el Campeonato  Sudamericano de 1924), en el año 1930 recaló en Rosario, para firmar en Nacional (desde 1935 Argentino).

Alfredo Becaccese, presidente de la entidad salaíta en ese entonces, viajó a Buenos Aires para reunirse con el ex  guardameta  xeneize. Al llegar a Retiro lo aguardaba el héroe de  Montevideo (*2) con quien mantuvo algunas conversaciones.  Finalmente el mandatario del elenco albo convenció al arquero para que venga a Rosario. 
Eran épocas del amateurismo marrón, un profesionalismo encubierto, donde los jugadores percibían dinero por sus desempeños como futbolistas, pero clandestinamente, ya que aún no se había instaurado el fútbol remunerado en Argentina. Cabe resaltar que Nacional tenía en ese momento a José Martín Olaeta como benefactor, y según retrató Cipriano Roldán, autor de Anales del Fútbol Rosarino, su billetera hizo posible el arribo del guardameta nacido en La Boca.

Es una historia poco conocida, ya que no ha sido muy difundida, pero en febrero de 1930 Tesorieri estampó su rúbrica en Nacional de Rosario, donde jugó sólo dos partidos amistosos y regresó a Buenos Aires.

Su debut en el elenco salaíto se efectuó el domingo 16 de marzo, con una derrota ante Central Córdoba por 2 a 0. A pesar del traspié ante el charrúa, Tesorieri tuvo una actuación destacada, siendo ovacionado por el público presente en la cancha del cuadro de Tablada.
Posteriormente el miércoles 19 de marzo defendió el arco de Nacional, en la victoria de su equipo ante  Belgrano por 4 a 2.

Síntesis del debut de Tesoriere en Nacional

Jugado el domingo 16 de marzo de 1930.

A. Tesorieri en un pic nic realizado en el C. A. Nacional (hoy Argentino) en febrero de 1930.
C.Córdoba 2: Funes; Garramendi y Bur; D'Uva, Lázzari y Di Pierri; Medina, Morales, Sosa, Aguirre y Antonio Mansilla.
Nacional (hoy Argentino) 0: Tesoriere; Rosendo y Juan Cochrane; Alonso (30' Martínez), Piotto y Cardone; Basandella, Riciatti, Benavidez, Calegaris y Freijes.
Goles: 72' Antonio Mansilla y 75' Morales.
Árbitro: Juan Cánaves.
Cancha: Central Córdoba.


(*1): Su verdadero apellido era Tesoriere, pero lo llamaban Tesorieri, debido a que era incorrectamente pronunciado por los simpatizantes xeneizes, muchos de ellos de origen italiano.
(*2): Américo Tesoriere fue la figura en el partido que Argentina igualó sin tantos ante Uruguay en el Campeonato Sudamericano disputado en Montevideo en 1924. El guardameta evitó que el elenco albiceleste fuera derrotado. A pesar de su gran actuación el empate les permitió a los anfitriones consagrarse campeones.

Fuentes consultadas: Anales del Fútbol Rosarino (Cipriano Roldán, diario La Tribuna, 1959), Diario Democracia (febrero y marzo de 1930).

Agradecimiento a Julio Rodríguez, historiador del C. A. Central Córdoba, por datos aportados. 

domingo, 31 de diciembre de 2017

Feliz 2018


Newell’s campeón de la Copa Estímulo 1925

Alineación de Newell's en la calurosa tarde de su consagración en la Copa Estímulo de 1925.
Parados: Alfredo Chabrolín, Florindo Bearzotti, José Franzetti, R. De La Torre, F. Salcedo, C. Morelli y Gabriel Pezzutti (con la bandera). Agachados: A. Ludueña Chini, V. Aguirre, A. Badalini, H. Libonatti y M. Morosano.
Departamento Fotográfico Archivo General de la Nación.  
El domingo 10 de enero de 1926 Newell’s Old Boys se consagró campeón de la Copa Estímulo correspondiente al año 1925, tras vencer en la final en el clásico de la ciudad a Rosario Central por 3 a 1 con goles de Humberto Libonatti, Vicente Aguirre y Arturo Ludueña Chini. En partido se llevó a cabo en el estadio del elenco leproso bajo un calor extenuante, debido a la altura del año en qué fue disputado. A pesar de ello una gran concurrencia de hinchas celebró la victoria que le permitió a Newell’s quedarse con el título.
Previamente el miércoles 6 en las semifinales el conjunto rojinegro batió a Belgrano por el abultado marcador de 7 a 1. En la otra semifinal el equipo auriazul derrotó a Tiro Federal por 4 a 2.

Cabe señalar que la Copa Estímulo fue un torneo oficial organizado por la Liga Rosarina de Football, que se disputó en 1922, 1924 y 1925. Además en 1933 también se efectuó un torneo llamado Copa Estímulo, auspiciado por la Asociación Rosarina de Fútbol. 

Semifinales – Partido disputado el 6 de enero de 1926
Newell’s Old Boys 7: J. Franzetti; Alfredo Chabrolín y Florindo Bearzotti; Ramón De La Torre, Filedolfo Salcedo y Carlos Morelli; Arturo Ludueña Chini, Vicente Aguirre, Atilio Badalini, Humberto Libonatti y Manuel Morosano.
Belgrano 1: Nicolás Santana; Enrique Albrich y Segundo Fernández; B. Suárez, Leandro Pastrana y Ramón Toledo; Narciso Del Felice, Osvaldo Goicoechea, Silvio Bearzotti, Ángel Manzetti y Antonio Del Felice.
Goles: PT: A. Badalini -2- (NOB), H. Libonatti (NOB) y V. Aguirre -2- (NOB); N. Del Felice (B). ST: A. Badalini y V. Aguirre (ambos NOB).
Árbitro: Ignacio Romeo Rota.
Cancha: Newell’s Old Boys.

Final – Jugada el 10 de enero de 1926
Newell’s Old Boys 3: J. Franzetti; Alfredo Chabrolín y Florindo Bearzotti; Ramón De La Torre, Filedolfo Salcedo y Carlos Morelli; Arturo Ludueña Chini, Vicente Aguirre, Atilio Badalini, Humberto Libonatti y Manuel Morosano.
R. Central 1: Octavio Díaz, Victorino Rodaro y Florencio Sarasíbar; Antonio Macías, José Fioroni y Félix Sarasíbar; Ernesto Guaraglia, Nazario Britos, Armando Bertei, Luis Indaco y Esteban Indaco.
Goles: 3’ H. Libonatti (NOB), 35’ V. Aguirre (NOB), 55’ Luis Indaco (RC) y 75’ A. Ludueña Chini (NOB).
Árbitro: Ángel Gámez.
Cancha: Newell’s. 

viernes, 29 de diciembre de 2017

Amistoso entre Rosario Central y Peñarol en 1910

La formación de R. Central que empató 2 a 2 ante C.U.R.C.C. (Peñarol) en Colegiales en 1910.
Departamento Fotográfico Archivo General de la Nación.
El domingo 27 de marzo de 1910 Rosario Central se midió en un partido amistoso ante Central Uruguay Railway Cricket Club (C.U.R.C.C.), que era conocido como Peñarol, debido al nombre del barrio al que pertenecía, llamado Villa Peñarol (luego adoptó el nombre Peñarol como oficial en 1913).
El cotejo se efectuó en el barrio porteño de Colegiales, en el marco de una serie de encuentros amistosos disputados en Semana Santa. El resultado final fue un empate de 2 a 2.
En el equipo auriazul (que por aquellos años tenía una casaca azul con cuello amarillo) se destacaban Harry Hayes, Ignacio Romeo Rota, Juan Díaz y su hermano Zenón.
Previamente el viernes 25 el elenco uruguayo del C.U.R.C.C. había vencido a un combinado de la Argentine Football Association por 5 a 1.
Cabe destacar que Rosario Central y Peñarol, junto a River Plate, mantuvieron una amistad institucional durante muchos años.
Tanto el equipo rosarino, como el cuadro mirasol tienen un origen ferroviario, por lo tanto está estrechamente vinculados en sus comienzos. 


martes, 19 de diciembre de 2017

¡Cuiden al pequeñín!

Antonio Miguel
El domingo 11 de julio de 1926 se presentó en Rosario, el Real Deportivo Español (actualmente su nombre oficial es Reial Club Deportiu Espanyol, ya que se escribe en catalán).
El equipo de la ciudad de Barcelona llegó con su gran figura de ese entonces, el arquero Ricardo Zamora, apodado el divino. El laureado guardameta se había ganado su fama en los Juegos Olímpicos de Amberes de 1920, en donde fue figura de la selección española, que consiguió la medalla de plata.
El rival de los catalanes esa tarde fue el combinado de la Liga Rosarina de Football, que contaba con futbolistas de la talla de Alfredo Chabrolín, Gabino Sosa, Agustín Peruch y Humberto Libonatti (hermano de Julio). Pero quien más se destacó ese día fue Antonio Miguel, apodado "el petiso", por su corta estatura.  Miguel enloqueció con sus gambetas a los jugadores catalanes en la goleada del equipo rosarino por 3 a 0 en la cancha de Newell’s. Tan es así que el divino Zamora se la pasó gritándoles a sus compañeros ¡cuiden al pequeño! ¡Cuiden al pequeñín! De todas formas no pudieron evitar que el petiso les señalara dos goles esa tarde (a los 37’ y 81’), mientras que Gabino Sosa anotó el primer tanto del partido a los 23’.
La abultada derrota caló hondo en el orgullo del elenco español, que pidió que se juegue una revancha, que finalmente se efectuó el 24 de julio. Esta vez el partido se llevó a cabo en Buenos Aires, en la cancha de Sportivo Barracas, siendo el resultado un empate sin goles. 

Síntesis

Liga Rosarina de Football 3: Hectorino Pacotti; Roberto Cochrane y Natalio Molinari; Alfredo Chabrolín, Carlos Vila y Silvestre Conti; Agustín Peruch, Humberto Libonatti, Gabino Sosa, Antonio Miguel y Rafael García.
Real Deportivo Español 0: Ricardo Zamora; Escobar y Conrad Portas; Ramón Trabal, Desiderio Esparza y Colla; Ciaríaga, Cubelis, Urquiza, José Padrón y Mariano Yurrita.
Goles: 23’ Gabino Sosa, 37’ y 81’ A. Miguel (todos L.R.F.).
Cancha: Newell’s Old Boys.
Árbitro: Manuel Argüelles.
Ricardo Zamora, manda al córner un remate de Gabino Sosa, la tarde que el seleccionado rosarino goleó a Español de Barcelona por 3 a 0.
Foto: Archivo General de la Nación.