sábado, 9 de julio de 2016

En 1986 Newell's enfrentó a un equipo mexicano

Hoy Newell’s Old Boys jugará frente a Atlas de México en el estadio Jalisco de Guadalajara. El partido amistoso de carácter internacional se disputara por los festejos del centenario del club azteca.
Buscando antecedentes de enfrentamientos de Newell’s ante equipos mexicanos encontré que el domingo 6 de abril de 1986 el cuadro leproso se midió frente al Club Deportivo Neza, de casaca amarilla y negra a rayas verticales finas. El encuentro amistoso se efectuó en el Parque de la Independencia y terminó igualado en uno. Leyva  a los 15’ abrió el marcador para el elenco visitante, mientras que Viglione a los 32’, también de la etapa inicial empató para los rojinegros.

Roberto Viglione definió ante la salida del arquero mexicano, García y señaló el gol del empate rojinegro en el partido amistoso de 1986.
La síntesis 
Newell’s Old Boys 1: Norberto Scoponi; Fabián Basualdo (J.J. Rossi),  Jorge Theiler (Di Marco), Jorge Pautasso y Dalcio Giovagnoli; Juan Manuel Llop, Gerardo Martino (José María Bianco) y Roberto Viglione; Gustavo Dezotti, Ariel Cozzoni y Sergio Almirón (Sen). DT: Jorge Solari.
C. D. Neza (México) 1: García; Flores (Cervantes), Ramos, Salcedo y F. Ramírez; Rico, Bueno y Jesús Ramírez; Bautista (Díaz), Leyva y Coss. DT: José Miguel Marín.
Goles: 15’ Leyva (CDN) y 32’ Viglione (NOB).
Árbitro: Carlos González.
Cancha: Newell’s Old Boys.

Nota: En 1978 la reserva de Newell’s cayó 2 a 0 ante la selección de México, que se encontraba en Rosario para disputar el Mundial.

miércoles, 15 de junio de 2016

Argentino versus Tiro Federal, un partido con historia Segunda Parte


En 1939, tras la incorporación de Newell’s Old Boys y Rosario Central a los torneos de A.F.A., la Asociación Rosarina de Fútbol organizó el campeonato del Litoral, que se jugó en reemplazo del tradicional torneo Gobernador Molinas. El certamen contó con la participación de elencos de Rosario, Santa Fe y Paraná, para darle una mayor competitividad. Tiro Federal intervino del mismo fusionado con Sparta. Argentino sucumbió ante la unión de spartanos y tirolenses por 6 a 3 y luego ganó en la segunda rueda por 2 a 1. Previamente al torneo del Litoral, que se adjudicó Central Córdoba, se jugó la copa Hermenegildo Ivancich (donde no jugaron Newell’s y Central) que fue ganada por Provincial. Tiro Federal (que perdió la final de la copa ante los rojos por 2 a 1) y Argentino se cruzaron por la zona norte del torneo, venciendo los tirolenses por 2 a 1.
Al año siguiente se volvió a organizar el torneo Gobernador Luciano Molinas, en donde canallas y leprosos participaron con sus reservas.  En dicho evento Argentino doblegó a Tiro Federal en los dos partidos del campeonato, tras ganar por 3 a 1 en condición de local y 6 a 1 de visitante.
A partir del año 1944 Argentino y Tiro Federal se afiliaron directamente a la Asociación del Fútbol Argentino pasando a jugar el certamen de Segunda División de Ascenso (era la segunda categoría de A.F.A.), interviniendo con sus primeros equipos en el mencionado campeonato y con sus conjuntos de reserva el torneo Molinas de la A.R.F.
El 6 de mayo de 1944 el elenco albiceleste de Tiro superó al salaíto por 3 a 2, quedándose con el primer duelo entre sí en un torneo a nivel nacional.
En 1945 Argentino, que tenía una magnífica delantera, integrada por Negro, Trincheri, Casagrande, Cóllere y José López fue subcampeón en la Segunda División y se quedó en la puerta de ascender a la máxima categoría del fútbol argentino. Cuando restaban tres fechas para la culminación del campeonato Tiro lo venció por 4 a 2, restándole chances. Dicho resultado favoreció a Tigre, que finalmente subió a Primera División.
Los equipos de Tiro Federal y Argentino en 1945. Ese año los tirolenses ganaron 4 a 2, complicando a su rival, que luchaba por el ascenso. 
Más tarde en 1949 la Segunda División de Ascenso pasó a denominarse Primera B.  La A.F.A. redujo drásticamente el número de participantes, que pasaron de 21 a 12. Por tal motivo bajó de categoría arbitrariamente a varios conjuntos, entre los que se encontraban los cuadros rosarinos de Argentino, Tiro Federal y Central Córdoba, que tuvieron que disputar el campeonato de la Primera Amateur (era la tercera categoría, que desde 1962 se llamó Primera C).  Por tal razón en 1950 se midieron por el certamen de la tercera categoría, divisional en la que coincidieron hasta que Tiro Federal logró el ascenso a la 1º B en 1951.
En 1952 no jugaron debido a que militaron en distintas categorías. Tiro Federal estaba en Primera B, mientras que Argentino se encontraba en la Primera Amateur, junto a Central Córdoba, que se consagró campeón y ascendió.  Al año siguiente tampoco se cruzaron, pero en 1954 se volvió a reeditar el cotejo, ya que Tiro Federal perdió la categoría en 1953. 
Luego ambos participaron en el torneo de la Primera Amateur de A.F.A. hasta 1961. El domingo 25 de junio por la primera rueda del torneo, Agentino se impuso por 2 a 1 en el estadio José Martín Olaeta, mientras que el jueves 10 de octubre del ‘61, Tiro ganó por el mismo marcador, jugando en Ludueña. Ese fue el último partido entre los dos cuadros disputado en un torneo oficial de A.F.A. Al año siguiente el equipo salaíto no formó parte del campeonato de Primera C, ya que se había desafiliado de la entidad madre del fútbol argentino (donde volvió en 1970, para disputar el certamen de 1º C). En tanto Tiro Federal se desafilió en 1962 con el torneo ya empezado. Su último partido en A.F.A. como equipo directamente afiliado lo disputó el 27 de octubre y sufrió un duro traspié jugando como local ante el A.C.I.A. (hoy Sportivo Italiano) al ser goleado por 8 A 1 en la 27ª Fecha del campeonato. Luego fue eliminado del torneo, perdiendo todos los puntos que le quedaban por disputar.
En 1963 volvieron a jugar con sus primeros equipos en el torneo Gobernador Luciano Molinas, correspondiente a la Primera División de la Asociación Rosarina de Fútbol. En dicho certamen empataron 1 a 1, y Argentino logro el triunfo por la mínima diferencia en el desquite.  Jugaron por la A.R.F. hasta que el equipo de barrio Sarmiento retornó a A.F.A., pasando a disputar el Molinas con su equipo de la primera local.
Su último partido oficial se efectuó el domingo 2 de noviembre de 1969 por la 19ª fecha del campeonato de la máxima categoría de la A.R.F. En el Olaeta Argentino derrotó a Tiro Federal por 2 a 0, con goles de Márquez y Atmella.
Posteriormente a ese partido, no volvieron a enfrentarse en un torneo oficial (exceptuando los cotejos por el Molinas con sus primeras locales). En 2002 se midieron por el tercer puesto en un torneo amistoso de carácter internacional llamado copa Independencia. Allí jugó además Central Córdoba, que perdió la final ante Villa Española de Montevideo por penales.  En esa oportunidad los tigres de Ludueña alcanzaron la victoria por 1 a 0 gracias a un gol en contra del jugador salaíto Ghibaudo.
El jugador salaíto Nieres anotó de cabeza el empate transitorio en uno de su equipo. Fue en el partido que Tiro Federal se impuso en su cancha de 27 de Febrero y Moreno por 3 a 2, jugado el sábado 20 de agosto de 1949 por el torneo de Primera B. Detrás se observa el tanque de Agua.  

Argentino versus Tiro Federal, un partido con historia Primera Parte


El domingo 19 de junio por los dieciseisavos de final de la Copa Provincia de Santa Fe se verán las caras después de mucho tiempo los primeros equipos de Argentino y Tiro Federal, que jugaran el partido de ida en el estadio José Martín Olaeta. La revancha se llevará a cabo el domingo 26 de junio en el estadio Fortín de Ludueña.
Cabe destacar que se consideran los partidos jugados por las primeras divisiones de ambos equipos y no por las primeras locales.
El primer enfrentamiento oficial entre tirolenses y salaítos se produjo por el campeonato de la Federación Rosarina de Football en 1913. Tras disolverse la Federación Rosarina,  Tiro Federal retornó a la Liga Rosarina de Football, donde también se afilió Embarcaderos Córdoba y Rosario. Por tal motivo se midieron en la copa Vila de 1914, donde empataron 0 a 0 en el reducto tirolense, en tanto que Tiro Federal se adjudicó los puntos en el otro encuentro. 
En 1915 cuando el salaíto dejó la vieja denominación de Embarcaderos y comenzó a llamarse Nacional, la victoria le correspondió nuevamente a los tirolenses, que se impusieron en los dos cotejos del año por 3 a 2. Cabe destacar que Tiro Federal dominó las estadificas en los enfrentamientos entre ambos durante la era amateur.  Llegando a ganar ocho partidos consecutivos entre 1915 y 1918. En la copa Vila de 1919 Nacional cortó la racha de derrotas, tras igualar 3 a 3, pero luego siguió la supremacía de Tiro, que ganó 4 a 1 en el otro partido del campeonato. 
En 1920 Tiro Federal  (que se consagraría campeón rosarino por primera vez) venció a Nacional por 2 a 1 como local en la primera rueda, mientras que en la segunda no se enfrentaron, adjudicándose los puntos el cuadro tirolense,  debido a la desafiliación del elenco albo, que se afilió a la Asociación Amateurs de Football Liga Rosario. Al año siguiente los salaítos retornaron a la Liga Rosarina y obtuvieron su primer triunfo ante Tiro Federal en la historia de la copa Vila, tras ganarle por 1 a 0.
Cuadro de Tiro Federal campeón de la copa Vila 1925.
Cabe señalar que en total disputaron entre 1914 y 1930 por el campeonato de primera división de la Liga Rosarina de Football (entre copa Vila y copa Estímulo) 34 partidos, de los cuales Tiro Federal se impuso en 22 de ellos, mientras que Nacional (hoy Argentino y en 1914 Embarcaderos) lo hizo sólo en seis, empatando la misma cantidad de encuentros.  Asimismo la única vez que se midieron en un partido por eliminación directa fue en la final de la copa Estímulo de 1927, donde los tirolenses ganaron por 2 a 0, quedándose con el trofeo.
En la etapa profesional, que comenzó en el año 1931, con la creación de la Asociación Rosarina de Fútbol  se enfrentaron por primera vez  en la cancha que el cuadro salaíto tenía por aquellos años entre las calles Gorriti e Iguazú, en el denominado barrio Industrial. El encuentro se llevó a cabo el domingo 9 de agosto, correspondiendo la victoria al elenco visitante por 3 a 1. En los desquites una vez más Tiro Federal  impuso supremacía al golear a su rival por 6 a 3 en su reducto del tanque, ubicado en 27 de febrero y Moreno.
Al año siguiente, en un torneo que se disputó a tres ruedas y que se adjudicó Central Córdoba, Nacional logró su primera alegría ante Tiro Federal en el profesionalismo. El domingo 31 de julio le ganó por 3 a 1 jugando como local. En los restantes cotejo entre ambos del año, empataron 3 a 3 en la cancha tirolense y volvieron a imponerse los albos por 4 a 1 en la tercera rueda.
El 12 de diciembre de 1933 empataron 2 a 2 en la fase de clasificación rosarina de la copa Beccar Varela. Nacional junto a Central Córdoba fueron los dos equipos clasificados para disputar el trofeo, junto a elencos de la Liga Argentina de Football, la Liga Cordobesa, Santafesina y de Uruguay, en donde el cuadro charrúa se adjudicó el campeonato.
Posteriormente en 1935 el presidente de facto de la República Argentina, Agustín Pedro Justo dictaminó que la palabra nacional solamente se podía utilizar en el ámbito del Estado. Por tal razón los salaítos adquirieron su denominación actual de Club Atlético Argentino.  Su nuevo nombre les trajo suerte, ya que ese año lograron su primer título rosarino en primera, al consagrarse en el torneo Preparación de la A.R.F. En el mencionado certamen vencieron a Tiro Federal por 1 a 0. 
A finales de los años '30 en elenco salaíto se impuso en varias ocasiones ante Tiro Federal.
Si en los primeros enfrentamientos Tiro Federal había ejercido una notable hegemonía, hacia mediados y finales de la década del ’30 fueron los albos quienes dominaron los duelos entre ambos cuadros.  El equipo salaíto se impuso en cuatro partidos seguidos entre 1935 y 1936. Además acentuando su buen momento futbolístico Argentino se coronó campeón de la copa Ivancich de 1938.
Una escena de un partido disputado por salaítos y tirolenses en 1934.
En el período correspondiente a 1931-1938, jugaron por los torneos de primera división de la Asociación Rosarina de Fútbol un total de 24 encuentros, Tiro Federal ganó solamente cinco, Argentino (hasta 1934 Nacional) venció en once y repartieron puntos en ocho.

domingo, 15 de mayo de 2016

Entrevista a Zenón Díaz en el año 1924

Una entrevista sumamente interesante fue la que salió publicada en el extinto semanario Reflejos del martes 30 de diciembre de 1924. Allí en un reportaje realizado por un periodista, cuyo nombre no develó, pero se dio a conocer con un raro seudónimo de Artga, Zenón Díaz, el notable zaguero que jugó en Rosario Central desde sus comienzos hasta 1919, contó cómo fueron sus inicios en el fútbol y brindó detalles de su carrera. 

A continuación una parte de la entrevista, que me pareció digna de compartir con los lectores de Historia del Fútbol Rosarino: 

Periodista: ¿Dónde y cuándo comenzó a jugar football?
Zenón Díaz: Comencé a jugar en el primer cuadro de Rosario Central, mi viejo y querido club, allá por el año 1900, actuando de arquero. De esto hace 24 años y cosa rara terminé mi actuación en los fields jugando en el mismo puesto, después de haber jugado 24 años consecutivos en el puesto de back. En ese tiempo Talleres (NdR: apodo que tenía R. Central en aquellos años) tenía ubicado su field en la avenida Tiro Federal (1), más o menos por donde tiene la cancha Tiro Federal ahora. Recuerdo que mi debut en ese puesto y en el football fue obra de la casualidad. ¿No es cierto, viejo Hayes? (2). A lo que el aludido respondió: Ciertamente un sábado a la tarde, los muchachos se hallaban practicando, porque al día siguiente les tocaba jugar con Plaza Jewell, “el fuerte eleven” (lo dice con un marcado acento inglés de antaño) y les hacía falta un arquero. A todo esto Zenón, que las oficiaba de espectador, se lucía al detener cuanta patada lograba llegar a su alcance. Así las cosas, empezó a llamar la atención y he aquí que dos señores influyentes (2) lo propusieron para llenar la vacante y de este modo, el que más tarde defendiera con altura los colores argentinos en la bregas internacionales, hizo su debut en el balompié, nada más y nada menos que contra Plaza Jewell (Rosario A. C.), el fuerte cuadro que jugó la final de competencia con el gran Alumni… Ya ve que responsabilidad le daban al muchacho (por Zenón Díaz) que cuando se le comunicó que tenía que ponerse pantalones cortos, le daba vergüenza. Sin embargo y pese a todo esto, al otro día jugó y lo hizo con maravilloso acierto. Perdieron por 2 a 1, pero créame-dice Zenón- que uno de los tantos fue de esos goals que hacen época.
P: ¿Jugó muchos partidos de Goalkeeper (NdR: arquero)?
ZD: Sólo unos cuantos, pues no me agradaba mucho porque tenía que estar en el arco y yo lo que quería era correr. Cuándo nos visitó el Nottingham Forest me hicieron practicar para actuar de back y -modestia aparte- recibí las felicitaciones de mis compañeros y en especial del malogrado (NdR: falleció en 1913) Ginocchio, el cual me dijo: Che, vos tenés que jugar contra los del Nottingham Forest.
P: ¿Recuerda a algunos compañeros de la zaga de cuando usted se inició?
ZD: Sí; Jackson, Stoker, Grant, Cantón y últimamente actué con Clarke y Sarasívar.
P: ¿Cuál fue el partido más emocionante que jugó?
ZD: Contra Racing, cuando le ganamos por 3 a 1. Recuerdo que el año anterior jugando en la Sportiva (cancha de Sociedad Sportiva Argentina) nos habían ganado por 1 a 0. Fue un regreso muy fúnebre el nuestro, pues además de haber perdido cuando llegamos a la estación para regresar llorábamos. El que comenzó a llorar fue mi hermano Juan (Juan Díaz).
P: Entre los cientos de partidos que jugó. ¿Cuál es el que considera más bravo?
ZD: Sin excepción todos los matches que jugamos contra Racing y Newell’s Old Boys, en los que hasta último momento no se sabía a ciencia cierta quien sería el ganador. Recuerdo que muchas veces el gran Ohaco no corría la pelota, debido al cansancio que experimentaba por lo bravo que resultaban esos encuentros. También me acuerdo que una vez fuimos a jugar con Racing y el público se reía de nosotros, lo mismo nos pasó en San Francisco y luego le hicimos ocho goals (goles). Entonces había entusiasmo amigo mío. Además agregó: En aquel entonces para ser poseedores de una modesta pelota, rejuntábamos entre todos 10 guita (NdR: diez centavos) y la comprábamos. Ahora (por 1924) no es así y los jugadores gozan de comodidades principescas (NdR: qué diría Zenón en la actualidad, con las comodidades que tienen y con las grandes sumas de dinero que ganan los futbolistas de hoy en día) y en cambio nos ofrecen espectáculos boxeriles, que no se avienen con el verdadero football.
P: ¿Cuál fue el partido en el que usted cree haber actuado mejor?
ZD: A mi criterio el que jugamos contra los uruguayos en 1906. Seis meses antes yo había sufrido un accidente en una colisión con Shearman que me imposibilitaba jugar. No obstante lo hice a pedido de Ricardo Le Bas y creo que fue el partido en que actué mejor. Vencimos a los uruguayos por 2 a 0, con goals señalados por Tristán González y A. Brown. Laforia, Jorge Brown, Buchanan, Eliseo Brown, Wells eran algunos de los componentes de ese formidable cuadro. 
P:
Termina el reportero preguntándole a Zenón: ¿Cuándo nació?
ZD: en 1881, en San Marcos (3), de padre y madre riojanos. 


(1): La cancha a la que hace referencia Zenón Díaz, estaba ubicada entre la avenida Castellanos (hoy avenida Alberdi) y la avenida Tiro Federal (hoy Jorge Harding). Fue conocida como plaza Oldendorff, quien era el dueño de dichos terrenos. Central Argentino Railway A.C. permaneció allí desde 1896 hasta 1902. 
(2): Harry Hayes lo dijo por Miguel Green y Jackson, quienes fueron los descubridores de Zenón Díaz.
(3): Lamentablemente en la nota no aclararon de qué San Marcos se trataba, ya que en Córdoba hay dos localidades que poseen ese nombre: San Marcos Sud y San Marcos Sierras. 

miércoles, 4 de mayo de 2016

La noche que Carlovich brilló en el parque

Combinado rosarino que venció a Argentina por 3 a 1 en el amistoso de 1974. Parados: Armando Capurro, Carlos Biasutto, José Luis Pavoni, Mario Killer, Tomás Felipe Carlovich y Jorge González. Agachados: Sergio Apolo Robles, Alfredo Obberti, Carlos Aimar, Mario Zanabria y Mario Kempes.  
El miércoles 17 de abril de 1974, la Selección Argentina, que se estaba preparando para disputar el mundial de Alemania Occidental, jugó un cotejo amistoso ante un seleccionado conformado por futbolistas que militaban en los equipos de la ciudad de Rosario, que para la ocasión vistió una camiseta azul. El partido se efectuó en la cancha de Newell’s Old Boys, donde acudieron una buena cantidad de público.
El equipo rosarino contaba con grandes jugadores, de la talla de Alfredo Obberti y Mario Zanabria, quienes luego se coronarían campeones con el cuadro rojinegro en el torneo Metropolitano, o de Mario Alberto Kempes, quien había sido transferido de Instituto de Córdoba a Rosario Central, pero quien más se destacó esa noche fue Tomás Felipe Carlovich, jugador de Central Córdoba, que según los medios gráficos de la época y los testigos del encuentro, le propinó un baile al conjunto que dos meses después jugaría la copa del mundo en tierras teutonas. Tan buena fue la labor de Carlovich, que el técnico de la selección nacional le pidió a Montes y a Griguol, los entrenadores de Rosario, que lo sacara, para que no les haga pasar un papelón a sus dirigidos. Las palabras de Cap fueron: “Sacá a ese cinco porque no lo podemos parar”. Efectivamente el Trinche Carlovich fue reemplazado en el complemento por José Orlando Berta. El combinado rosarino terminó imponiéndose por 3 a 1, con goles de Jorge González, Alfredo Obberti y Mario Alberto Kempes, mientras que Aldo Poy señaló el único tanto del elenco albiceleste, que dejó una pálida imagen. 
El gran partido que jugó el Trinche Carlovich frente al combinado nacional, contribuyó a engrandecer su mito.


Tomás Felipe Carlovich.
Síntesis del partido
Jugado el 17 de abril de 1974
Rosario 3: Carlos Biasutto (RC); Jorge José González (RC) (Andrés Rebottaro, NOB), José Luis Pavoni (NOB), Armando Capurro (NOB) y Mario Killer (RC); Carlos Aimar (RC), Tomás Felipe Carlovich (CC) (José Orlando Berta, NOB) y Mario Nicasio Zanabria (NOB); Sergio Apolo Robles (NOB) (Roberto Carril, RC), Alfredo Domingo Obberti (NOB) (Daniel Aricó, RC) y Mario Alberto Kempes (RC). DT: Juan Carlos Montes (NOB) - Carlos Timoteo Griguol (RC).
Argentina 1: Miguel Ángel Santoro; Enrique Wolff, Néstor Togneri, Francisco Sá y Alberto Tarantini; Miguel Ángel Brindisi (Carlos Squeo), Roberto Telch y Osvaldo Rubén Potente (Rubén Cano); René Houseman (Victorio Cocco), Aldo Pedro Poy y Daniel Bertoni (Enrique Chazarreta). DT: W. Cap.
Goles: 9’ J. J. González (R), 87’ Obberti (R), 51’ Kempes (R) y 70’ Poy (A).
Árbitro: A. Iturralde.
Cancha: Newell’s Old Boys.
Recaudación: $ 382.752. 

Kempes celebra el tercer gol de Rosario ante la Selección Argentina. Detrás lo sufre el arquero Miguel Ángel Santoro.

jueves, 25 de febrero de 2016

Newell’s Old Boys frente a Brasil en el parque

Newell’s Old Boys, la tarde que enfrentó a Brasil en el parque. Parados: Alfredo Chabrolín, Ángel Rizzi, Enrique Vogler, Florindo Bearzotti, Carlos Morelli y Filedolfo Salcedo. Agachados: Arturo Ludueña Chini, Vicente Aguirre, Atilio Badalini, Humberto Libonatti y Manuel Morosano. 
En el año 1925 la selección de fútbol de Brasil arribó a nuestra ciudad para afrontar un partido amistoso ante Newell’s. Cabe señalar que el elenco brasileño se encontraba en nuestro país, debido a que estaba participando del campeonato sudamericano, que se desarrolló en Buenos Aires del 29 de noviembre al 25 de diciembre.
La visita del combinado de casaca blanca (vale aclarar que por aquellos años la indumentaria de Brasil era blanca, con cuello azul, adoptando la actual camiseta verde amarela en 1954) suscitó un enorme entusiasmo entre el público de nuestra ciudad. Tanto fue el interés que los cigarrillos Fontanares publicaron un pequeño folleto con el título: “Gran match de foot-ball”, anunciando el trascendente partido, con fotos de los jugadores de ambos contendientes.
El enfrentamiento se llevó a cabo el lunes 20 de diciembre en el estadio del Parque de la Independencia, que presentó una gran concurrencia de público, a pesar de la lluvia que azotó por la mañana a la ciudad ese día. Entre los asistentes estuvieron Sócrates Moglia, cónsul de Brasil, el doctor Pacheco, presidente de la delegación visitante y Virgilio Tedín Uriburu, presidente de la Asociación Argentina de Football.
En los primeros minutos del cotejo se evidenció el mal estado del campo de juego, por la gran cantidad de agua que cayó sobre el mismo. Lo que dificultó la performance de los jugadores. Más allá de esto los visitantes mostraron un juego ordenado y vistoso. A los quince minutos Lagarto abrió el marcador con un fuerte remate, que estableció el 1 a 0 parcial para el combinado foráneo. Con ese resultado culminó la etapa inicial. A los catorce minutos de la segunda mitad Brasil estiró la ventaja, mediante un gol señalado por Nilo. A pesar de la desventaja, la parcialidad rojinegra no se amilanó y animó a su equipo fervorosamente. Los futbolistas rosarinos reaccionaron al sentir el aliento de su gente y fueron en búsqueda de la remontada. Comenzaron a presionar al rival y a generar situaciones de gol, que se concretaron gracias a Atilio Badalini, que anotó dos goles, para igualar el resultado. Primero achicó la diferencia con un remate desde afuera del área, cuando el cronometro marcaba los 30’ del complemento, posteriormente tres minutos más tarde con otro fuerte disparo de media distancia clavó el 2 a 2 definitivo, para delirio de la hinchada ñulista. 

La síntesis del encuentro
Newell’s Old Boys 2: Enrique Vogler; Ángel Rizzi y Florindo Bearzotti; Alfredo Chabrolín, Filedolfo Salcedo y Carlos Morelli; Arturo Ludueña Chini, Vicente Aguirre, Atilio Badalini, Humberto Libonatti y Manuel Morosano.
Brasil 2: Batalha; Fenaforte y Helcio; Nascimento, Rueda y Pamplona; Asnaldo, Lagarto, Russo, Nilo y Filho.
Goles: 15’ Lagarto (B), 59’ Nilo (B), 75’ y 78’ Badalini (NOB).
Árbitro: Ignacio Romeo Rota. 
Cancha: Newell’s Old Boys.


Humberto Libonatti y Severino Franco da Silva, apodado Lagarto, capitanes de Newell’s y Brasil respectivamente posan para la cámara fotográfica antes del partido internacional amistoso. 

Agradecemos la generosidad de Oscar Vicente Aguirre y Oscar Walter Aguirre, hijo y nieto respectivamente del famoso delantero Vicente Aguirre, quienes gentilmente nos aportaron las espectaculares fotos que compartimos con los lectores del partido entre Newell’s y Brasil jugado en el parque en diciembre de 1925.
                                La selección de Brasil que empató con Newell’s en Rosario el 20 de diciembre de 1925.



viernes, 19 de febrero de 2016

Argentino campeón del torneo Preparación 1935

Formación de Argentino, que se consagró campeón del torneo Preparación de 1935.
El primer lauro que consiguió Argentino, en el fútbol de la urbe rosarina, fue el torneo Preparación del año 1935. Dicho certamen, que se disputó previo al campeonato Molinas, se jugó a una sola rueda. Tras igualar en el primer puesto salaítos y charrúas, fue necesario recurrir a un partido de desempate para definir al vencedor del trofeo. El 9 de junio de 1935 se midieron los clásicos adversarios en la cancha de Newell’s Old Boys. El encargado de impartir justicia fue el referí uruguayo Manuel Sobreira, quien arribó especialmente para la ocasión. 
En un encuentro parejo, el conjunto albo consiguió abrir el marcador a los veintiún minutos, por intermedio de Martin Dellavédova. Luego Central Córdoba, que jugó con un hombre menos por la lesión del zaguero Ricardo Onaindia, logró dar vuelta el marcador. Pese a la adversidad del resultado parcial, al cuadro salaíto llegó a la igualdad, mediante un gol de cabeza de Francisco Medrano. Finalmente el tiempo reglamentario concluyó con un empate en dos.
Apenas comenzó la prórroga Argentino desniveló el tanteador a su favor, con un fuerte remate de Juan Marvezzi, que quebró la resistencia del arquero Funes y estableció el 3 a 2, que le daría la victoria, que fue celebrada con algarabía. 
Las alineaciones de los elencos fueron las siguientes: 
Argentino 3: Manuel Merello; Robustiano Venancio Paz y Francisco Stimolo; Francisco Rodríguez, Juan Piotto y Silvestre Conti; Martin Dellavédova, Francisco Medrano, Juan Marvezzi, Nicanor Kagel y Alfredo Cravero. 
Central Córdoba 2: Ernesto Funes; Andrés Garramendi y Ricardo Onaindia; Mamerto Escalante, Félix Ibarra y Ricardo Solero; Félix Buzzolini, Antonio Morales, Ricardo Staggi, Gabino Sosa y José Fernández. 

Posiciones torneo Preparación 1935 
1º Argentino  14
2º  Central Córdoba 14
3º Provincial 12
4º Rosario Central 12
5º Newell’s Old Boys 11
6º  Tiro Federal  9
7º Belgrano 7
8º  Gimnasia y Esgrima 6
9º Sparta 5
10º Washington 0 

Campaña de Argentino Torneo Preparación 1935
1ª F 7/4/35 vs. Central Córdoba 1-2
2ª F 14/4/35 vs. R. Central 2-2
3ª F 21/4/35 vs. Belgrano 2-0
4ª F 1º/5/35 vs. Provincial 2-2
5ª F 5/5/35 vs. Newell’s 2-1
6ª F 12/5/35 vs. Sparta 8-1
7ª F 19/5/35 vs. Gimnasia y Esgrima 5-2
8ª F 25/5/35 vs. Washington 2-1
9ª F 2/6/35 vs. Tiro Federal 1-0

Final desempate: 9/6/35 vs. Central Córdoba 3-2