miércoles, 1 de julio de 2015

Cinco jugadores rosarinos en la selección Argentina campeón del Sudamericano de 1921

La selección Argentina la tarde que venció a Uruguay en la cancha de Sportivo Barracas y logró su primer Campeonato Sudamericano. Calomino, Julio Libonatti, Blas Saruppo, Adolfo Celli, Raúl Echeverría, Américo Tesoriere, José López, Emilio Solari, Miguel Delavalle, Florindo Bearzotti y Vicente González. 
El campeonato Sudamericano de 1921 fue el primero que se adjudicó la Selección Argentina en su historia. Se llevó a cabo en Buenos Aires, donde intervinieron, además del elenco anfitrión, Uruguay, Brasil y Paraguay, que reemplazó a Chile, que a último momento desistió de participar.
La gran figura del conjunto albiceleste fue el rosarino Julio Libonatti, perteneciente a Newell’s Old Boys, quien fue el goleador del torneo y anotó el gol del triunfo en el partido definitorio. Asimismo además del potrillo, formaron parte del equipo campeón, Florindo Bearzotti, del club Belgrano de Rosario, Gabino Sosa, de Central Córdoba, el alemán Adolfo Celli y Blas Saruppo, ambos del equipo rojinegro.  
El partido que abrió el certamen, se jugó el domingo 2 de octubre en la cancha de Sportivo Barracas, que fue el escenario de todos los cotejos del campeonato. Esa tarde Argentina derrotó a Brasil por 1 a 0, con un tanto marcado por Julio Libonatti a los 27’. Según cuentan los periódicos de la época, el payador de la redonda, Gabino Sosa, fue uno de los mejores jugadores del cotejo. Un dato importante fue que la cancha se abarrotó de público, lo que reflejó el gran interés que suscitó el certamen para la afición argentina. Entre los veinte mil hinchas que asistieron al estadio, hubo muchos rosarinos que viajaron hasta Buenos Aires para seguir a la selección nacional, que contaba con varios de sus conciudadanos.
Una semana después Paraguay dio la sorpresa y venció a Uruguay por 2 a 1. Más allá del notable triunfo logrado en su debut, tres días más tarde el combinado guaraní cayó en su segunda presentación frente a Brasil por 3 a 0.
Luego el domingo 16 de octubre la selección nacional goleó a Paraguay por 3 a 0, con tantos señalados por Julio Libonatti al minuto de juego, Blas Saruppo a los 43’ y Raúl Echeverría a los 76’. Con ese resonante triunfo los locales se convirtieron en serios candidatos a quedarse con el torneo. Al domingo siguiente Uruguay le ganó a Brasil por 2 a 1 y llegó con chances al último encuentro.
Así las cosas el domingo 30 de octubre el estadio de Sportivo Barracas se vio colmado de público, ansioso de presenciar el partido definitorio entre Argentina y Uruguay. Hinchas de todos los rincones del país se dieron cita.
Al equipo albiceleste le alcanzaba con un empate para coronarse, mientras que los charrúas necesitaban un triunfo para igualar la primera colocación, ya que sumaban dos unidades, contra cuatro de los argentinos.
Desde el inicio el cotejo fue duramente disputado por los dos clásicos rivales del fútbol rioplatense, que al finalizar el primer período no se sacaron ventajas.
El momento de mayor expectativa de la tarde se vivió a los 21’ del complemento, cuando Blas Saruppo sacó un remate fallido, que el arquero uruguayo Manuel Beloutas no pudo retener, quedándole la pelota servida en los pies a Julio Libonatti, quien con un potente disparo la mandó al fondo de la red, para el delirio de las 40.000 almas presentes. Ese gol, le significó la victoria a la selección Argentina, que se coronó campeón del Sudamericano en su quinta edición. Al terminar el encuentro una multitud invadió el campo de juego, para celebrar junto a los jugadores la tan ansiada conquista.
Momento en que Julio Libonatti señala el gol del triunfo argentino ante Uruguay en el partido definitorio. 
Cabe destacar que además de Julio Libonatti, quien fue llevado en andas desde el estadio hasta la Plaza de Mayo, fueron notables figuras del conjunto nacional, los defensores Florindo Bearzotti y Adolfo Celli, que según los medios gráficos de la época se constituyeron en pilares, de un equipo que no recibió goles en contra de su valla en los tres partidos que jugó. 
Al regresar a la estación Rosario Norte, Libonatti, Sosa, Celli, Bearzotti y Saruppo, los cinco jugadores que representaron en gran forma al fútbol rosarino fueron agasajados por hinchas y dirigentes de la Liga Rosarina, que junto con el Semanario Reflejos organizaron una cena, donde hubo premios para los campeones sudamericanos.
El plantel argentino estuvo integrado por Américo Tesoriere (Boca Juniors),  Ernesto Kiessel (Huracán), Florindo Bearzotti (Belgrano de Rosario),  Pedro “Calomino” Fournol (Boca Juniors), Adolfo Celli (Newell’s Old Boys), Jaime Chavín (Huracán), Miguel Delavalle (Belgrano de Córdoba), Raúl Echeverría (Estudiantes LP), Vicente González (Gimnasia y Esgrima de Mza.), Julio Libonatti (Newell’s Old Boys), José  López (Boca Juniors), Alfredo Elli (Boca Juniors), Juan Salvador Presta (Porteño), Blas Saruppo (Newell’s Old Boys), Emilio Solari (Nueva Chicago) y Gabino Sosa (Central Córdoba).

Posiciones Campeonato Sudamericano de Selecciones 1921
1º Argentina 6
2º Brasil 2 (1)
3º Uruguay 2 (-1)
4º Paraguay 2 (-5)

Resultados
02-10-21 Argentina 1 (Libonatti) – Brasil 0
09-12-21 Paraguay 2 (Rivas y López) – Uruguay 1 (Piendibene)
12-10-21 Brasil 3 (Machado -2- y Candiota) – Paraguay 0
16-10-21 Argentina 3 (Libonatti, Saruppo y Echeverría) – Paraguay 0
23-10-21 Uruguay 2 (Romano -2- ) – Brasil 1 (Zezé)
30-10-21 Argentina 1 (Libonatti) – Uruguay 0
Nota: Todos los partidos se jugaron en el estadio de Sportivo Barracas.

Síntesis del partido definitorio
Jugado el domingo 30 de octubre de 1921
Argentina 1: Américo Tesoriere; Adolfo Celli y Florindo Bearzotti; José López, Miguel Delavalle y Emilio Solari; Pedro Calomino, Julio Libonatti, Blas Saruppo, Raúl Echeverría y Vicente González. DT: Pedro Calomino (*2).
Uruguay 0: Manuel Beloutas;  José Benincasa y Alfredo Foglino; Fausto Broncini, Alfredo Zibechi y Juan Molinari; Pascual Somma, Norberto Casanello, José Piendibene, Ángel Romano y Antonio Cámpolo. DT: Ernesto Fígoli.
Gol: 57’ J. Libonatti (ARG).
Árbitro: Pedro Santos (Brasil).
Cancha: Sportivo Barracas.
Público: 40.000 personas (*1).

Notas: (*1) Algunos diarios publicaron que hubo 35.000 espectadores.
(*2) Pedro Fournol, más conocido como Calomino, además de formar parte del combinado argentino, ofició de entrenador del equipo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada