lunes, 12 de octubre de 2015

Vicente Aguirre, el chueco charrúa - Primera Parte


Vicente Aguirre con la camiseta de Central Córdoba en el año 1919. Foto gentileza de Oscar Vicente Aguirre y Oscar Walter Aguirre.

Vicente Aguirre, apodado el chueco, nació en Rosario el 22 de enero de 1901. Se crió en el barrio Echesortu, donde también surgieron otros notables futbolistas de la época, como los hermanos Julio y Humberto Libonatti, que posteriormente brillaron en Newell’s.  
En 1916, cuando contaba con quince años de edad, comenzó a jugar al fútbol en las divisiones inferiores de Rosario Central. Primero integró el equipo de cuarta división, que no obtuvo una posición destacada en la tabla, pero luego en 1917 se consagró campeón del torneo de tercera división, con el cuadro canalla. En el partido final de dicha categoría Aguirre señaló dos goles en el tiempo suplementario que le dieron la victoria a su equipo por 3 a 1 ante Gimnasia y Esgrima C.
En Rosario Central llegó a jugar sólo un partido en primera, fue en el campeonato Vila de 1917, en el triunfo auriazul por 7 a 1 frente a Provincial. Esa tarde del domingo 6 de mayo se desempeñó en su puesto de insider izquierdo. Cabe añadir que los goles canallas fueron señalados por Harry Hayes en cuatro ocasiones, Ennis Hayes en dos y la restante conquista la marcó José Clarke.
Después dejó Arroyito y se marchó rumbo a Tablada. Su debut oficial con la casaca azul de Central Córdoba se produjo el domingo 30 de marzo de 1919 por la primera fecha del campeonato de primera división de la Liga Rosarina de Football. Esa tarde cayó derrotado por 4 a 1 ante Rosario Central y Aguirre señaló el único tanto de su cuadro. La alineación charrúa fue la siguiente: Videla; Zárate, Fernández; Reynoso, Pedraza, Julio Tissera; Sanabria, Bolten, Gabino Sosa, Vicente Aguirre y Ernesto Yeoman.
Según palabras del chueco en una entrevista publicada en el diario La Tribuna del 10 de enero de 1931, se estrenó en su nuevo club frente a Newell’s Old Boys en el parque. Los charrúas no tuvieron una buena tarde y fueron categóricamente goleados por 7 a 2 (seguramente fue un cotejo amistoso, ya que no correspondió a la copa Vila). Asimismo agregó que enfrentó en un encuentro amistoso a Gimnasia y Esgrima de Rosario, que contaba entre sus filas con un compañero de su barrio natal, Humberto Libonatti. Los dos tuvieron una actuación sobresaliente y compitieron por quien anotaba más goles. Finalmente la apuesta la ganó Humberto, quien señaló cinco tantos, en la victoria de su elenco por 6 a 5. Mientras que Vicente Aguirre aportó cuatro goles a su equipo.
Según nos contaron Oscar Vicente Aguirre y Oscar Walter Aguirre, hijo y nieto respectivamente del chueco, él siempre decía que su primer paso por el club de Tablada fue el mejor de su carrera, por la cantidad de goles que señaló.
Vale mencionar que en Central Córdoba permaneció hasta 1924, ya que al año siguiente pasó a las filas de Newell’s Old Boys.
Formación de Central Córdoba en 1920, con el chueco Aguirre agachado en el centro de la imagen. Foto gentileza Oscar Vicente Aguirre y Oscar Walter Aguirre. 


Agradecimiento especial para Oscar Vicente Aguirre y Oscar Walter Aguirre, hijo y nieto respectivamente del formidable delantero Vicente Aguirre, que gentilmente nos brindaron datos y fotos para la realización de esta nota.
También agradezco la colaboración de Julio Rodríguez, historiador del Club Atlético Central Córdoba y de Carlos Durhand, por datos aportados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada