domingo, 12 de septiembre de 2010

Charrúas



Alejandro Berruti sin saberlo bautizó para toda la historia a los hinchas y jugadores de Central Córdoba.


Si a un futbolero rosarino le preguntás por un charrúa, lo primero que se le viene a la cabeza es un aficionado de Central Córdoba. Pero, ¿por que? Veamos el motivo de este distintivo mote.

Para conocer el origen de dicho apodo es preciso remontarse en el tiempo hasta 1911. En el citado año en una de las tantas reuniones del Consejo Directivo de la Liga Rosarina de Football discutieron Claro Arturo Charras, representante de Ferrocarril Córdoba y Rosario en la liga y Alejandro Berruti, que además de ser miembro del consejo, era un reconocido crítico teatral y periodista de la época, de un estilo marcadamente sarcástico. Tras el altercado al otro día en el extinto diario La Nota, Berruti calificó de manera irónica de charrúas, tanto a Claro Charras, como también a su hermano Juan, sin saber que de esa forma bautizó para siempre con ese nombre a todos los hinchas y jugadores del viejo Central Córdoba. Este apelativo que nació luego de una pelea fue aceptado por todos los simpatizantes de la entidad de Tablada, que hoy se sienten orgullosos de ser charrúas. Claro Arturo Charras fue uno de los baluartes del equipo de Ferrocarril Córdoba y Rosario, a él le fue dirigida la irónica calificación de charrúa por parte de Alejandro Berruti.

Nota: Hasta 1915 el nombre del club de Tablada fue Córdoba and Rosario Railway Athletic Club, cuya traducción al castellano era Ferrocarril Córdoba y Rosario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada