miércoles, 19 de mayo de 2010

Newell’s, el primer campeón de la Liga Rosarina

En la foto una formación de Newell’s Old Boys en 1905.
Parados: Wallace Wheeler, José Hiriart, Fradua, Deolindo Barcelone, Agapito Balbiani y J. Caloso.
Sentados: Víctor Heitz, Guillermo Moore, Faustino González, José Viale y Lyon Pats.

La Copa Pinasco de 1905 quedó en manos del conjunto leproso, que tuvo el orgullo de consagrarse campeón en el primer campeonato organizado por la Liga Rosarina de Fútbol. En total disputó diez encuentros, de los cuales venció a su oponente en ocho y empató en dos. La campaña fue brillante, ya que se coronó como el mejor del torneo en forma invicta y además ostentó un poderío ofensivo notable, puesto que anotó 39 goles. La defensa también cumplió un rol fundamental, debido a que le convirtieron sólo 4 goles. El domingo 21 de mayo dio comienzo el certamen y Newell’s enfrentó en el estadio Plaza Central a Argentino (actual Gimnasia y Esgrima), a quien apabulló por 4 a 1. La alineación del equipo vencedor fue con J. Caloso; J. Hiriart y D. Barcelone; Wallace W. Wheeler, Agapito Balbiani y J. Fradua; Víctor Heitz, Guillermo Moore, Faustino González, José Viale y A. Lyon Pats. En tanto el elenco perdedor alistó a R. Wilson; J. Zanaglia y José Rivera; Federico Hardy, Camilo Zanni y N. Paesler; F. Díaz, C. Gibbons, J. Cavaccia, R. González y Juan Hudson. Con ese promisorio arranque el cuadro rojinegro ya daba indicios de que era uno de los máximos candidatos a quedarse con el título. Algunos días después del debut batió a Provincial y luego derrotó por 1 a 0 a Central en Plaza Jewell. La formación leprosa que obtuvo el primer clásico fue con: J. Caloso; José Hiriart y D. Barcelone; Wallace Wheeler, Agapito Balbiani y G. Remmy; Víctor Heitz, Guillermo Moore, Faustino González (el autor del tanto), José Viale y A. Lyon Pats. Posteriormente siguió por la senda triunfal y obtuvo cuatro goleadas consecutivas que lo encaramaron en lo más alto de la tabla de posiciones. Finalmente el 15 de agosto se consagró campeón cuando aún restaban dos fechas para la culminación del certamen. El empate ante Ferrocarril Córdoba y Rosario le alcanzó para asegurarse el título, ya que sumó 16 unidades, una más que Rosario Central, que había terminado su campaña y ya no tenía posibilidades de igualarlo. Luego en la última jornada apabulló a Atlético del Rosario con un contundente marcador de 10 a 0. El elenco rojinegro que consiguió la aplastante victoria alineó esa tarde a J. Caloso; José Hiriart y D. Barcelone; A. Balbiani, W. Wheeler y G. Moore; F. González, V. Heitz, J. Jordi, José Viale y A. Lyon Pats. El día 8 de septiembre en Plaza Jewell se llevó a cabo la entrega de premios, que incluyó una serie de juegos atléticos. Al finalizar los mismos, Diego Le Bas, presidente de Atl. del Rosario le entregó la Copa Pinasco a José Hiriart, representante del club rojinegro, que tuvo el honor de convertirse en el primer campeón rosarino.

La campaña leprosa
21/05/1905 Argentino 4-1
1°/06/1905 Provincial 4-0
18/06/1905 R. Central 1-0
22/06/1905 Ferrocarril Córdoba y Rosario 4-0
23/06/1905 Provincial 4-0
25/06/1905 Atl. del Rosario 4-1
2/07/1905 Argentino 5-0
13/08/1905 R. Central 2-2
15/08/1905 F. C. Córdoba y Rosario 0-0 (*)
20/08/1905 Atl. del Rosario 10-0

Posiciones Copa Pinasco 1905
1º Newell's Old Boys 18
2º Rosario Central 15
3º Ferrocarril Córdoba y Rosario 12
4º Argentino 9
5º Atlético del Rosario 5
6º Provincial 4

Nota: El actual Central Córdoba, surgió en 1905 con el nombre de The Córdoba and Rosario Railway Athletic Club, cuya traducción al castellano era Ferrocarril Córdoba y Rosario, como también era frecuente que se lo denomine por aquella época.
Todos los partidos se disputaron en Plaza Jewell y Plaza Central.

(*) Existe una discrepancia en el resultado del partido que igualaron Newell’s y Ferrocarril Córdoba y Rosario, ya que Cipriano Roldán afirmó en su obra Anales del Fútbol Rosarino que empataron 1 a 1, mientras que Juan Dellacasa, en su libro Puntapié Penal remarcó que el cotejo finalizó sin tantos. Después de realizar varias averiguaciones al respecto llegamos a la conclusión de que lo más probable es que el resultado haya sido 0 a 0, puesto que Cipriano Roldán luego recalcó que el elenco leproso terminó el torneo con sólo cuatro goles en contra, pero sí el resultado del encuentro fue 1 a 1, como él aseveró, Ñuls hubiese finalizado el certamen con cinco tantos en contra, el lugar de cuatro. Esa contradicción y una mención en el diario La Capital del martes 22 de agosto de 1905, donde publicaron que el cuadro rojinegro recibió solamente cuatro goles en contra de su valla, nos hace suponer que el resultado final de ese compromiso fue un empate en cero.
En la foto la formación de Newell’s Old Boys, la tarde de su primer partido oficial, jugado el 21 de mayo de 1905. Ese día goleó a Argentino (hoy Gimnasia y Esgrima de Rosario) por 4 a 1. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada